Foto Twitter

Hasta ocho horas es el tiempo que algunos puertorriqueños esperan para poder abastecerse de gasolina estos días después de que el huracán María, las cuales muchas de ellas fueron destrozara  en toda la isla y bloqueara varias calles lo que dificulta el paso de los camiones cisterna.

Debido a que muchas de las gasolineras de varios municipios lejanos a San Juan quedaron destruidas por los intensos vientos con los que arrasó María, los habitantes de estas ciudades se han movilizado a las de la capital para buscar gasolina para autos y generadores de electricidad que usan por la caída del sistema eléctrico.

Centenares de autos han pernoctado bajo las tenebrosas noches esperando hasta las 06.00 hora local (10.00 GMT), cuando la gerencia de estas pocas estaciones de gasolina inician el suministro.

A ello se une el temor entre la población a que pudiera quedar poca en toda la isla, lo que ha hecho que se acercaran a las gasolineras que si vendían.

Las interminables colas han ofrecido la oportunidad para hacerse nuevo amigos, dormir en el coche o, incluso discutir.

Tras todas las horas de espera, eso si, los ciudadanos solo pueden cargar la cantidad equivalente a 20 dólares por cliente para poder hacer una distribución equitativa.

“Realmente es un caos pero entiendo yo que hay gasolina suficiente para todo el mundo y que hay que tener un poquito de paciencia”, afirmó hoy a Efe Arnaldo Quintana, uno de los tantos clientes esperando una fila de, al menos, 150 vehículos en la gasolinera Puma de Buchanan en Guaynabo, municipio cercano a San Juan.

“Entiendo que la gasolina no se va a acabar. A nivel de provisiones, eso continúa. Lo que sí, las bombas se han visto afectadas por los daños de los vientos. No hay que preocuparse ni alarmarse por la situación”, enfatizó este trabajador de la farmacéutica Baxter, cercana a la gasolinera.

Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo que su administración le dará prioridad de electricidad al Centro Médico, principal centro hospitalario de la isla en San Juan, adonde trasladarán pacientes de otros hospitales que quedaron destruidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.