John De la Vega, abogado dedicado al campo de inmigración, aseguró que hay 850 venezolanos detenidos en Estados Unidos por tratar de cruzar la frontera de forma ilegal, desde México.

Muchos venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro creen que cruzar a Estados Unidos desde México resulta fácil y rápido, publica El Nacional.

Pero, ante la larga espera muchos optan por recurrir a vías ilegales, lo que acarrea cargos penales.

Ante la necesidad, los llamados coyotes que se encargan de cruzar a personas en la frontera, engañan a muchos venezolanos.

Los coyotes llevan a las personas por los caminos verdes hacia Estados Unidos y recurrir a ellos es un crimen”, explicó De la Vega en entrevista a la organización Venezuela Awarness.

El abogado agregó que los coyotes pueden dejar a las personas en el medio de la nada e incluso se conoce de casos en los que han violado y matado a venezolanos.

Al llegar a la frontera, los venezolanos deben anotarse en una lista y se les asigna un número.

Cada día, las autoridades norteamericana informan cuáles números serán atendidos y quienes no estén en esa lista deben seguir esperando en las carpas, instaladas en el lugar. Además de venezolanos, hay cubanos, nicaragüenses y hondureños.

En el lugar se carece de servicios básicos; lo controlan las bandas de narcotráfico y por los llamados coyotes.

La espera puede durar desde dos hasta seis meses, por lo que algunos deciden tratar de cruzar con los coyotes.

Por una suma de más de 1.000 dólares dicen que llevarán al inmigrante a Estados Unidos, pero a mitad de camino dejan a las personas abandonadas.

Las mismas son rescatas más tarde por funcionarios de inmigración que patrullan las fronteras. En consecuencia, los extranjeros deben enfrentar cargos penales en una corte.

«Todos los puertos que no son entradas legales son considerados un crimen porque estas ingresando sin autorización y el mismo puede acarrear cargos penales», aseguró el abogado.

«Una vez que entras a la corte de inmigración, ellos escuchan el testimonio. Allí puede que aprueben el asilo o que después de la entrevista te pidan una fianza. El brazalete electrónico puede ser una de las condiciones para salir de detención. Este se le puede colocar a la persona con o sin récord criminal», explicó.

Quienes no tienen dinero porque sus pertenencias se perdieron o las robaron los coyotes, pueden durar dos años detenidos.

«El sistema de detención está colapsado. Sin embargo, no se les viola los derechos humanos. Pese a que están colapsados, se cumple con los estándares. Nosotros hemos ayudado a personas que estaban presas entre 28 y 29 meses», indicó De la Vega.

«A cualquier persona la pueden detener una vez pida asilo en la frontera. La raíz del problema es simplemente que el gobierno debe filtrarlas antes de dejarlas entrar; esto significa posible detención o cárcel. Pueden durar meses o años. Todo depende de qué tanto dure el proceso de asilo en detención o si la persona sale bajo fianza», puntualizó.

Leer más en El Nacional.-




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.