COMPARTE


Los últimos 94 días del año son los de mayor demanda. (Foto Noel Palencia)

Litzy Sanz Nava || [email protected]

De 200 unidades térmicas mayores instaladas en Venezuela para la dotación de energía eléctrica, unas 103 tienen sus unidades apagadas y apenas funcionan 97, pero no con el máximo de sus capacidades.

José Aguilar, asesor internacional de instalaciones para la generación masiva de electricidad, afirmó que las limitaciones que tienen estas instalaciones están dadas por situaciones como desgaste, falta de mantenimiento, políticas gerenciales erráticas y desinversión.

De la cifra, 22 unidades mayores están en Carabobo y de éstas sólo 12 funcionan también con limitaciones por falta de mantenimiento. Diez de las unidades ya dejaron de funcionar, indistintamente de que sean nuevas o de vieja data.

Como ejemplo, está Planta de El Palito conocida también como Termocarabobo II, con un registro de dos de sus cuatro unidades averiadas, pese a que sus equipos, cuyo costo superó los un mil 200 millones de dólares, tienen apenas unos meses en operatividad.

Aguilar advirtió vía telefónica que en los próximos 200 días, la situación de la industria eléctrica nacional conducirá a los venezolanos a un episodio de racionamientos y apagones no programados, peores que los experimentados con anterioridad.

“El Gobierno no tiene megavatios que ofrecerle al país, no cuenta con recursos para más inversiones y entonces engaña a la población con aumentos de tarifas, señalamientos en contra de los trabajadores del sector y novelescos planes de sabotaje”, acusó Aguilar.

El especialista aseguró que desde agosto de 2012 las autoridades eléctricas cuentan con todos los equipos necesarios para armar la turbina 2 de Planta Centro y aún no lo ha hecho. “Además, tienen varias turbinas en almacenes de la Corporación Eléctrica Nacional en todo el país, pero no hacen nada por instalarlas”, condenó.

El haber destinado más de 48 mil millones de dólares bajo dos decretos de emergencia eléctrica para equipos de generación que con los ya existentes se traducen en dos mil 513 generadores, es un colosal e inadmisible fracaso del Gobierno. Estamos aproximando casi 15 mil megavatios indisponibles, casi 45% en un plantel de 33 mil instalados, detalló.

El experto advirtió que sin un eficiente servicio de energía eléctrica, difícilmente la economía de la nación podría avanzar. A su juicio, intenciones como combatir la escasez y elevar la producción interna tiene como principal obstáculo las precarias condiciones del servicio eléctrico.

Datos aportados a Aguilar por fuentes ligadas al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), le permite lanzar una severa advertencia a la ciudadanía: “la cosecha de nuevos megavatios para este 2014 será una de las más bajas de los últimos seis años”.

Aguilar destacó que a este año le quedan 94 días, período además que se caracteriza por ser el de mayor demanda, de cara a un escenario en que los megavatios prometidos y actuales brillan por su ausencia. “Mientras, el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, trabaja con cifras de megavatios instalados en 2014”, lamentó.

Persisten las fallas eléctricas en Canoabo

Los habitantes de Canoabo deben vivir con las afectaciones que producen las constantes fallas en el sistema eléctrico. Semanalmente los vecinos ven como el servicio eléctrico deja de funcionar, de allí que la colectividad pida a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) haga un estudio de lo que realmente pasa, para que se tomen los correctivos.Pedro Sequera, habitante de la comunidad, manifestó que desde el mediodía del sábado se suspendió el servicio en el sector Canoabito. A las 7:00 de la mañana del domingo todavía no había sido restituida la energía. Muchas veces, según contó el denunciante, se dispara uno tabaco y mientras no lo vuelven a colocar en su sitio, la comunidad se verá afectada. “Cuando la electricidad falla también hay problemas con el agua, porque el sistema de reparto del líquido funciona con electricidad. Sequera relató que éste es un problema de vieja data, pues hace tres años, cuando la parroquia cumplió 300 años de fundada, se le solicitó a Corpoelec mejorara todo el sistema. Aunque la colectividad fue una de las beneficiadas con el Plan Cayapa, el servicio sigue siendo deficiente.Versiones extraoficiales de personas ligadas a la empresa eléctrica han manifestado que lo que ocurre con esta población es que los cables pasan por una amplia zona boscosa que con cualquier movimiento de las ramas, chocan contra las líneas.

Con información de Jenny Sánchez



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.