COMPARTE

Altagracia Anzola

Delincuentes ingresaron a un apartamento de la torre Cacique Guaicaipuro, en las residencias de la Gran Misión Vivienda, en La Yaguara y asesinaron a cuchilladas a Boris Collado, de 24 años, tatuador que habitaba solo el inmueble ubicado en el piso 6. 

Se presume, que a mediodía le tocaron la puerta y cuando abrió lo sometieron. Vecinos escucharon gritos y fueron en su auxilio pero los sujetos habían huido. No saben cuántos eran. 

Alberto Molina, cuñado del tatuador dijo que tuvieron que reventar una puerta para entrar porque los delincuentes la cerraron con seguro por dentro. Le robaron algunas pertenencias como equipos de electrónica. Cuando entraron estaba muerto con cuchilladas en el cuerpo, especialmente en el cuello. 

Sin embargo, una tía del muchacho, comentó que según algunos testigos, los responsables fueron cuatro muchachos, entre estos una adolescente, con quien presuntamente su sobrino estaba relacionado sentimentalmente. Al parecer, la jovencita era novia de otro de los asesinos, quien planificó con ella el crimen. 

Dijo que Collado abrió la puerta porque cuando le tocaron, a quien vio a través del “ojo mágico” fue a la muchacha. Presumen que por eso le abrió, pero fue sorprendido por el resto. 

Ultimaron a una mujer en Sabana Grande 

En otro hecho ocurrido este jueves en el  callejón “La Puñalada”, calle La Asunción, en el boulevard de Sabana Grande, perdió la vida Maryuri del Carmen Lorca, de 37 años. La mujer estaba en la dirección consumiendo bebidas alcohólicas cuando un delincuente armado llegó y le efectuó varios disparos. 

El crimen ocurrió a las 7:00 de la noche. Comisiones del Eje Central de Homicidios iniciaron las averiguaciones por este hecho, donde se investiga el móvil de la venganza. Mientras tanto, familiares de la víctima indicaron en la morgue que se trató de un intento de robo. La mujer era ama de casa y vivía en Los Valles del Tuy. 

Mientras tanto, en unas escaleras del callejón Sinnniní, en el barrio El Observatorio de la parroquia 23 de Enero, quedaron esparcidos los restos humanos de Oscar Alexander Crespo Campos, de 21 años, luego que antisociales lo sacaran de su vivienda bajo engaño este jueves. 

Sus familiares dijeron que unos doce sujetos, miembros de la banda del “Macua”, llamaron a la puerta de su residencia y se llevaron al muchacho con el pretexto de que tenían que conversar con él. No regreso a casa y cuando salieron a buscarlo por todo el sector, lo hallaron muerto. 

El joven fue ultimado y mutilado. Le cortaron la cabeza, un brazo, ambos pies y ambas manos. El resto del tronco fue prendido en candela. Las autoridades sospechan que pudo tratarse de una venganza. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.