Venezuela aboga por recortar la producción para frenar una caída de precios. (Foto Archivo)

El petróleo cayó a mínimos en cuatro años este jueves en Londres y Nueva York, por debajo de la barrera simbólica de 80 dólares, aplastado por una ola de ventas en un mercado con gran oferta de crudo y perspectivas de demanda débil a dos semanas de una reunión de la OPEP.

Los inversores están preocupados por el nivel de la demanda energética en dos grandes consumidores de petróleo: China, donde sigue creciendo pero a un ritmo más lento, y Europa, donde se vislumbra una amenaza de estancamiento.

También afectado por la fortaleza del dólar, el barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en diciembre bajó 2,97 USD a 74,21 USD, cerrando a su nivel más bajo desde setiembre de 2010 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre se derrumbó 2,46 USD a 77,92 USD en el Intercontinental Exchange (ICE), a su nivel más bajo desde setiembre de 2010.

“La nueva caída de los precios puede atribuirse a varias razones hoy, entre ellas el nuevo récord de producción de EEUU, que superó la cota sicológica de 9 millones de barriles por día (mbd)” la semana pasada “y la suba de las reservas en la terminal petrolera de Cushing”, explicó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Poco probable recorte de la OPEP

“Es bastante chocante ver cómo los mercados siguen bajando de esta forma pero claramente las noticias sobre la economía mundial no ayudan y en paralelo, el boom de producción en EEUU y un incremento de la oferta en Libia provocaron un cambio en el mercado desde junio”, explicó Lipow.

La presión a la baja se vio acentuada pues la OPEP no parece predispuesta a rebajar sus cuotas de producción. El grupo de países exportadores se reunirá en Viena a fines de noviembre.

Según los analistas de Commerzbank, los últimos comentarios el miércoles del influyente ministro saudita del Petróleo, Alí al Nuaími, apuntan a que los niveles actuales se mantengan.

“Todo lo que dijo es que quería un mercado de petróleo estable, precios sólidos y no embarcarse en una guerra de precios. Dicho de otro modo, todo está bien a ojos de Al Nuaími si los valores se mantienen en los niveles actuales”, estimaron.

Pero otros países, como Venezuela o Ecuador, abogan públicamente por recortar la producción para frenar una caída de precios que afecta sus cuentas públicas.

“Hay muchos países perdedores” con estos precios. “Pensamos en Rusia y en todos los miembros de la OPEP fuera de la Península arábiga, como Venezuela, Argelia y Nigeria. Estos países necesitan precios más altos, en torno a los 100 dólares el barril, para alimentar el crecimiento económico y evitar que el déficit se descontrole”, explicó Christopher Dembik, economista de Saxo Banque.

Como subrayó este analista, el mercado petroleo ha entrado “en un nuevo paradigma” desde el auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.