COMPARTE


El afectado piensa que es víctima de invasores de oficio. (Foto José A. Ochoa)

Beatriz Rojas | Brojas@el-carabobeno.com

Dos años tiene esperando Orlando Gubaira que los organismos del Estado hagan valer el derecho que tiene sobre un lote de terreno, en la urbanización Parque Residencial La Florida, de la parroquia Miguel Peña, invadido por tercera vez, por un grupo de familias el año pasado. Hasta ahora todo ha resultado infructuoso.

Los consejos comunales de la zona apoyan a Gubaira consciente de que el terreno es de su propiedad, y porque están en contra de las invasiones, ya que esto trae inseguridad al sector y no quieren que el área se ranchifique. “El decreto del Gobernador que prohíbe las invasiones quedó en puras palabras”.

De acuerdo a lo indicado por el empresario, él compró este lote de terreno, que consta de nueve mil metros cuadrados, a Fondur en 1996. Lo adquirió junto a otra parcela donde construyó unos edificios de baja altura, a través de la firma G, Ingeniería.C.A.

En la segunda parcela tiene previsto construir cinco edificios de baja altura, para 150 apartamentos de interés social. El anteproyecto para ejecutar el conjunto residencial, fue presentado ante la Dirección de Desarrollo Urbano de la alcaldía de Valencia en el 2010.

La parcela estaba completamente protegida con una pared de más de dos metros, no obstante en el 2012 un pequeño grupo de personas se metió e invadió. Gubaira hizo la respectiva denuncia ante la fiscalía séptima del Ministerio Público y ante el Coredos, y se pudo desalojar.

A mediados de 2013 otro grupo de personas volvió a romper la pared e invadió, por lo que tuvo que acudir de nuevo ante el Ministerio Público, Policía Nacional Bolivariana, CLEC y Concejo Municipal de Valencia, y pudo volver a recuperar el terreno.

En diciembre del año pasado un numeroso grupo de personas volvió a ocupar la parcela, y a pesar de que el propietario ha hecho todas las gestiones pertinentes, ante los organismos del Estado, todavía permanecen en el área.

La solicitud de desalojo de los invasores fue tramitada ante la Fiscalía 11 mediante el número 16003-12, después pasó a la Fiscalía 17 con el número 16410 -2012. Gubaira presentó otro escrito ante la Fiscalía Superior, de donde fue enviado a la fiscalía tercera, de la cual espera un fallo.

Orlando Gubaira dice no entender por qué el gobernador Francisco Ameliach no ha hecho el decreto que el mismo emitió, mediante el cual se prohíben las invasiones, y se ordena el desalojo de los terrenos que hayan sido ilegalmente ocupados.

El afectado piensa que es víctima de invasores de oficio, pues algunos de ellos vendieron parcelas internas dentro de su terreno hasta en 20 mil bolívares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.