COMPARTE

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

La nueva Asamblea Nacional atenderá los temas urgentes. Y en Carabobo el abandono de la planta depuradora de aguas residuales La Mariposa es uno de ellos. Carlos Lozano, diputado proclamado por el circuito 5, dijo que no esperarán: en enero iniciará un proceso profundo de contraloría. “Vamos a conformar una comisión de ambiente que visite la planta”. 

El deterioro es evidente, remarcó el diputado. Denunció que desde 1998 el complejo ubicado en el asentamiento campesino La Mariposa, 11 kilómetros al suroeste de Valencia, fue abandonado. El sistema de tableros eléctricos fue desmantelado, al igual que los aireadores que se encargan de disolver oxígeno en el agua para su tratamiento. “En La Mariposa no se está tratando el agua y así está llegando al embalse Pao-Cachinche”. 

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) es la que recibe las aguas negras de Valencia, Naguanagua y Libertador. Está paralizada desde hace seis meses, confirmó El Carabobeño. Es clave, porque se encarga de que el agua no llegue en tan mal estado al embalse Pao-Cachinche, pase por la planta Alejo Zuloaga y termine de nuevo en las casas de vecinos.

Auditoría En Hidrocentro

Las cuentas están pendientes. El abandono de La Mariposa no es casual. Las autoridades de Hidrocentro deben responder por los recursos asignados, entre ellos más de 100 millones de dólares a través del Banco Interamericano de Desarrollo. “Vamos desde la nueva Asamblea a elaborar informes y destinar recursos, para ver cómo podemos rescatar La Mariposa”. 

Toda Valencia es víctima. Lozano recordó que en zonas como José Leonardo Chirinos, Las Flores y el sur de la ciudad, cuando se abren los grifos el agua sale negra. Esos son los componentes organolépticos del agua (que pueden verse, olerse y probarse). Y el Estado está fallando en proporcionar agua de calidad a los carabobeños, afirmó el diputado. “Vamos a organizar visitas, investidos como diputados, y acompañados por la gente, para ver cómo se puede rescatar La Mariposa”.  

No es un tema de tratamiento solamente, sino de captación. En el sur las tuberías de las zonas populares están destruidas. El agua negra se mezcla con el agua blanca, apuntó Lozano. Eso debe cambiar con la administración responsable de recursos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.