Dorys López Villegas/@doryslopezv

Este martes a nivel mundial se celebró el Día de la Libertad de Prensa. En Venezuela se desarrollaron diversas actividades para conmemorar esta fecha, especialmente en rechazo a todas aquellas acciones negativas que vulneran y atentan contra los derechos humanos y constitucionales a la libertad de prensa y expresión de cada ciudadano.

Carabobo no fue la excepción. Durante la mañana de este martes un grupo de organizaciones aliadas que defienden la libertad de expresión acudieron a la oficina Defensoría del Pueblo para consignar un pliego de denuncias y peticiones que busca especialmente garantizar el libre ejercicio del periodismo y el derecho a la libre expresión.

El abogado y activista por los derechos humanos, Carlos Guerra, informó que en el documento está el caso de El Carabobeño, que atraviesa un cierre técnico, luego que desde el pasado 17 de marzo dejara de imprimir su edición impresa. También hicieron hincapié sobre todas las agresiones de las que han sido víctimas profesionales de la comunicación social que incluso han perdido sus equipos durante episodios violentos contra la prensa.

Dentro del mismo pliego recalcan todas las exigencias, bajo el marco constitucional, que esperan sean evaluadas por la Defensoría del Pueblo y dentro de sus competencias puedan ser respetadas y cumplidas.

Pese a que se esperaba que la representante de la defensoría Ixolanda Gámez recibiera el documento, el encuentro no fue posible y en su nombre, el pliego fue recibido por otro representante de ese despacho.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.