Los padres de los jóvenes no participaron en los disturbios. (Foto EFE)

EFE

Un grupo de estudiantes llevó a cabo este domingo en la ciudad mexicana de Chilpancingo, en el estado de Guerrero (suroeste), actos vandálicos, como la quema de autos enfrente del Congreso, tras participar en una marcha por los siete meses de la desaparición de 43 estudiantes.

La manifestación, encabezada por los padres de los desaparecidos, miembros de Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y estudiantes de varios estados, arrancó a las 13.00 horas (18.00 GMT) en Chilpancingo con alrededor de 800 personas y sobre las 14.30 horas (19.30 GMT) llegó ante la sede del Congreso del estado.

Enfrente del edificio, los estudiantes, pertenecientes a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), entre ellos estudiantes de escuelas normalistas, se hicieron con cinco camionetas de reparto de distintas empresas y tras tumbar la valla del congreso estatal entraron los vehículos en la explanada el recinto.

A continuación, intentaron entrar los autos al edificio, aunque no lo lograron, pero incendiaron varias de las camionetas, que ardieron frente de la fachada del edificio legislativo.

La policía nacional, estatal y antidisturbios utilizaron gas lacrimógeno para dispersar al grupo, que respondió con piedras y cócteles molotov, según reportaron medios locales.

En la reyerta no participaron los padres de familia, quienes continuaron la protesta hacia una autopista cercana al congreso y exigieron que el Gobierno Federal siga buscando a los 43 jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Según la versión oficial, los estudiantes desaparecieron la madrugada del 26 al 27 de septiembre de 2014 a manos de autoridades corruptas y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron sus restos en un tiradero de basura en el municipio vecino de Cocula.

De momento, no se han reportado detenidos ni lesionados en el enfrentamiento.

Hasta el momento, los manifestantes, sobre todo miembros de la CETEG, se encuentran en el zócalo (plaza principal) de Chilpancingo, realizando un plantón.

En días pasados, maestros de este colectivo llevaron a cabo varias medidas de boicot electoral previo como la toma y quema de propaganda.

El próximo 7 de junio más de 83 millones de mexicanos están convocados a las urnas para elegir 1.996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados, entre ellos Guerrero.

El político Ángel Aguirre pidió el viernes al Congreso del estado mexicano de Guerrero que acepte su renuncia “definitiva” e “irrevocable” como gobernador.

Aguirre se separó de sus funciones en octubre pasado a través de una licencia provisional, algo que ahora quiere hacer de forma “definitiva e irrevocable”.

El congreso del estado se reunió el sábado para determinar si el actual mandatario interino, Rogelio Ortega, continuará en sus funciones; sin embargo, no se llegó a un acuerdo y se aplazó la reunión para el lunes, por lo que el ex secretario general de Gobierno, David Cienfuegos, se convirtió en el encargado provisional de despacho.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.