COMPARTE

EFE

 El ministro del
Interior de Venezuela, Gustavo González, aseguró  este domingo que dos de los tres detenidos
acusados de descuartizar la semana pasada en Caracas a una mujer confesaron que
recibieron entrenamiento militar del opositor general de Ejército Antonio
Rivero.

Los detenidos “colaboran más porque sienten que los
dejaron solos”, declaró el ministro a los periodistas tras añadir que
estos confesaron vínculos con los partidos opositores Javu, Alianza Bravo
Pueblo y Voluntad Popular, este último al que pertenece Rivero.

Además de fotografías junto a Rivero, los detenidos figuran
en otras gráficas junto al dos veces candidato presidencial opositor Henrique
Capriles, y otras figuras de las filas opositoras, añadió.

El ministro declaró que este hecho “con hampa común
utilizada” no tuvo aparentemente motivaciones políticas estrictas, aunque
dijo que la víctima y sus presuntos asesinos se conocieron durante las
protestas callejeras antigubernamentales que en 2014 dejaron 43 muertos entre
opositores, oficialistas, policías y transeúntes.

Según la versión oficial, el asesinato de Liana Aixa
Hergueta fue encomendado por Carlos Trejo, acusado de estafa por la mujer y
quien “al ver comprometida sus aspiraciones políticas” con denuncias
de este tipo contrató al también activista político José Pérez Venta y al
presunto delincuente Samuel Angulo para que la ultimaran.

Trejo y Hergueta acordaron supuestamente la compraventa de
5.000 dólares, pero la mujer no recibió su parte de la transacción y denunció
el asunto en las redes sociales e informó a un pariente horas antes de su
muerte de que iba al encuentro de los implicados para intentar zanjar la deuda.

Los autores materiales del asesinato la asfixiaron en una
propiedad al parecer de Pérez Venta y luego ocultaron el cuerpo descuartizado
en el propio vehículo de la mujer, que abandonaron horas después en una zona de
moteles del noroeste de Caracas.

El caso está “policialmente cerrado” y clasificado
como “muerte por encargo por una venganza”, aunque está en marcha
“una segunda fase de la investigación con la intención de determinar
vinculaciones políticas”, agregó el ministro.

Sobre los vínculos del general Rivero con el caso, el
ministro dijo que Trejo y Pérez Venta confesaron que recibieron entrenamiento
militar en áreas rurales de la frontera de Venezuela con Colombia.

“Tenemos elementos de convicción que vinculan al
general Rivero, quien está prófugo de la justicia venezolana, con
entrenamientos paramilitares de estos sujetos”, reiteró el ministro.

Rivero fue entre 2003 y 2008 director del organismo nacional
de auxilio Protección Civil y permaneció detenido entre abril y mayo de 2013 al
verse implicado en la “Operación Soberanía” de supuesta conspiración
tras la muerte del presidente Hugo Chávez (1999-2013).

En febrero de 2014 se emitió contra él una nueva orden de
captura acusado de entrenar a “grupos fascistas” que participaron en
las protestas del primer semestre del año pasado contra del Gobierno de Nicolás
Maduro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.