COMPARTE


Funcionarios de la Gobernación de ‘brazos atados’ para desalojar. (Foto César Pérez)

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

La potencia alimentaria es una farsa. Un Estado negligente ha permitido la destrucción productiva del campo. Las tierras de agricultores en Aragua están siendo invadidas, denunció María Blanco, presidenta de la Asociación Civil de Campesinos de Jobo Dulce.

Por más de 30 años, productores cultivaron los terrenos de Jobo Dulce, un asentamiento campesino en el municipio Mariño, a 13 kilómetros al este de Maracay. Allí se producía ampliamente cebolla, pimentón, pepino, cebollín, cilantro, berenjena, cambur y mango. Las 230 hectáreas son tipo A-1 para el cultivo, como pocas en Aragua, precisó la vocera.

Tierras tan amables merecieron el reconocimiento del ex presidente, Hugo Chávez. Por decreto 5.378 de su despacho, se calificó a Jobo Dulce como un terreno exclusivamente para la producción agrícola. Por su fertilidad, casi cualquier cosa se puede sembrar, comentó la vocera en exclusiva.

La realidad cambió drásticamente. La privilegiada zona está perdiendo sus propiedades. Desde hace dos años, la parcela seis ha sido invadida. Ilegalmente, unas 20 familias construyeron viviendas improvisadas. Se niegan a irse en paz.

Se desató un enfrentamiento atroz. “Quieren que nos vayamos para quedarse con todo Jobo Dulce ¡Pero no lo haremos!”. El pasado ocho de diciembre la declarante y su esposo fueron brutalmente golpeados con palos. Llena de moretones y su pareja con la clavícula dislocada, piden respuesta gubernamental en representación de 53 productores.

Golpizas no es lo único que utilizan los invasores para amedrentar. Roban piezas de tractores, sabotean los cultivos y lanzan piedras a las casas de campesinos. Impiden que se rieguen las plantas delimitando terrenos con cables. “La producción se redujo 70%” dijo con desasosiego.

Los tractores dejaron el campo este viernes. Trancaron la avenida Intercomunal Maracay – Turmero. Los afectados protestaron exigiendo el desalojo de los ilegales. “Iremos hasta Miraflores, haremos huelgas de hambre, sangre o lo necesario para que nos escuchen”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.