Gabriela Espinoza Fernández

Desde hace 5 meses permanece un bote de aguas negras entre la calle Urdaneta con Cantaura de San Blas, en Valencia, sin que los vecinos y comerciantes reciban una respuesta oportuna. 
Pese a que los vecinos han contratado empresas privadas para destapar la tubería no han solventado la falla. El olor de este bote afecta a los comercios cercanos, en especial a un restaurante familiar que se encuentra en la esquina, lo que afecta la afluencia de clientes. 
Aunado a esto, Marisol Rosales, vecina del sector denunció que sus dos hijos se enfermaron de bronquitis en dos ocasiones a causa de los fuertes olores que entran a la vivienda. Aunque esto ha sido permanente en los últimos cinco meses, el problema se ha presentando desde el año pasado de manera reiterativa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.