COMPARTE

Sara Pacheco

Tenían semanas planeando la acción. Luego de pensarlo, discutirlo y agrupar personas lo hicieron. Habitantes de la comunidad Verdún II, ubicada en Central Tacarigua, quemaron troncos y cauchos para cerrar el acceso a la vía principal de Güigüe, a las cinco de la mañana de este miércoles. Su razón: un brote de aguas negras que desde un mes afecta no solo la vialidad, sino las viviendas.

Una muestra clara fue el patio de Dayana Ramos, quien habita en el sector desde hace 15 años. Cuando comenzó el brote de aguas servidas, de alguna manera se adentraron en su hogar. “Tengo un bebé de seis meses que no puede estar en su casa. Todos los días lo llevo a casa de mi mamá porque el olor y los mosquitos son muy fuertes”. Aseguró que es la primera vez que se presenta una situación similar.

Como Dayana, vecinos de la calle La Democracia, conviven con casas inundadas, donde se hacen presentes hasta desechos fecales. Tenemos un mes llamando a Hidrocentro y la alcaldía, ninguna autoridad se ha presentado. Estamos cansados de tanto olvido, precisó Ana Rodríguez.

Alrededor de las 9:30 de la mañana fue levantada la protesta. Una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana, consiguió un camión hidrojet de una compañía privada, que se encargó de destapar las bocas de visita. Se encontraron desde basura hasta pantalones. Esto también pasa por la inconsciencia de muchos, agregó Kaira Zamora.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.