En el PTI solo circulan los sueños de un proyecto. (Foto José López)

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

El Puerto Turístico Internacional de Puerto Cabello fue creado con la idea preconcebida de que se convirtiera en un servicio autónomo estadal, con una infraestructura portuaria de avanzada que permitiría el arribo de ferrys y cruceros nacionales y extranjeros a la costa carabobeña.

Once años después, el confort y lujo propio del año 2004 cuando fue inaugurado por el entonces Gobernador Henrique Fernando Salas, ahora es un edificio obsoleto y devaluado por escenarios como techos desmantelados, vegetación muerta y un muelle al que solo llegan las olas.

Lo que en otrora fue orgullo para el Gobierno responsable de su construcción y referencia internacional para erigir instalaciones similares en Curazao y Bonaire ahora es una desmantelada estructura sin techo.

En el sinfín de promesas gubernamentales para el arranque de las operaciones Turístico Internacional Puerto Cabello, se destaca la anunciada marzo de 2014 por el entones ministro de Transporte Acuático y Aéreo Hebert García Plaza que con un plan de inversión en el orden de los 160 millones de bolívares.

Las obras tendrían un lapso de ejecución no mayor a los seis meses aproximadamente. Pero 13 meses después en estas instalaciones solo circulan los sueños de cientos de porteños que aún se preguntan qué le falta a ese proyecto para consolidarse.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.