COMPARTE


Rosa de Scarano, alcaldesa de San Diego. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Ana Rodríguez Brazón || [email protected]

Las adversidades no terminan para la alcaldesa de San Diego, Rosa de Scarano. Además de tener a su esposo preso en Ramo Verde, debe lidiar con la falta de patrullas, dificultades en la planta embotelladora y trabas en la gestión municipal, que asumió el 25 de mayo cuando fue electa en sustitución de Vicencio Scarano.

Luego de la intervención de la Policía de San Diego, el Viceministerio del Sistema Integrado de Policía (Visipol) ofreció las nuevas patrullas que resguardarían la seguridad de los habitantes, pero hasta la fecha no han llegado. Para resolver las deficiencias han optado por usar los repuestos de los vehículos dañados para tratar de mantener las pocas patrullas que quedan, comentó Rosa de Scarano.

Con la planta embotelladora de agua las deficiencias no ha dejado de aparecer. Como hay escasez de tapas para las botellas, ha sido difícil seguir ofreciendo el producto.

Los laboratorios clínicos del municipio tampoco han escapado a la escasez de reactivos, por lo que la salud de los sandieganos también ha sido una tarea cuesta arriba.

Salud de Scarano

Con el buen humor que la caracteriza, la alcaldesa recordó no ha sido fácil sobrellevar el encarcelamiento de su esposo, pero que ha sido Dios quien la ha mantenido frente a las adversidades. Insistió en que el video presentado por Diosdado Cabello no está completo y no se muestra cuando las féminas llegaron a la celda con actitud intimidante.

Aunque ya tiene los informes en mano, la alcaldesa ahora solicita los exámenes que le habrían practicado a su esposo, especialmente durante esta semana debido a que según el material que le entregaron, el próximo 13 de noviembre sería intervenido quirúrgicamente. La negativa de que médicos de confianza lo evalúen continúa, pero insiste en que sean estos especialistas quienes analicen al exmandatario.

Desde hace una semana sólo el abogado León Jurado ha podido ver a Scarano, con la suspensión de las visitas, Rosa De Scarano no ha tenido contacto con él desde hace una semana. El pasado domingo acudió a Ramo Verde en compañía de María Alexandra de Lucchese pero el acceso les fue negado.

Juicio

El próximo 3 de noviembre será la audiencia para el juicio que se le sigue al exmandatario por presunta violencia de género contra tres mujeres. La supuesta agresión habría ocurrido durante las elecciones del 14 de abril de 2013.

Aunque no han podido demostrar la supuesta violencia, la defensa continúa preparando los argumentos para demostrar la inocencia de Scarano, recordó desde su despacho la alcaldesa.

Ante los rumores de traslado a otras cárceles, la mandataria dijo que el único lugar de traslado que ellos merecen y que permitimos es que los dejen ir a la calle, con el pueblo, con la gente que los quiere, que sabe y tiene cara para decir cual es la verdad y están seguros de que en algún momento se hará eco, pública: la libertad.

Rosa de Scarano insistió en que continuará con pidiendo la liberta de su esposo, la defensa de los derechos humanos y la libertad del

resto

de los presos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.