COMPARTE

Darío Sánchez García || [email protected]

La Alcaldía de Diego Ibarra adeuda la reparación del
abundante derrame de aguas servidas en la entrada al municipio desde San
Joaquín, que en agosto cumplirá otro mes siendo un lugar contaminante del
aire. 

El ayuntamiento emprendió en junio un plan de sustitución de
colectores que subsanó colapsos en varias comunidades, pero no atendió el bote
más importante del municipio, según vecinos. Es lo primero que ven los
visitantes al ingresar a Diego Ibarra. La alcaldía debió priorizar los
esfuerzos y comenzar por el bote más crítico, evaluó Carlos Molina,
comerciante.

La C.A. Hidrocentro corrigió el problema hace más de un año
con la sustitución de un colector en la calle El Manguito, en Primero de Diciembre,
pero meses después el colapso volvió a ser el mismo.

Hidrocentro anunció hace dos años que sustituiría la tubería
en el mismo lugar del desborde, al pasar los primeros días de enero de 2013. No
ocurrió.

Las aguas cloacales recorren varios metros por la carretera
nacional hasta llegar a una canal de aguas pluviales. También pasa por el
frente de la invasión Ezequiel Zamora.

Comerciantes y vecinos pidieron a la estatal valorar el daño
ambiental y a la salud de los lugareños que ocasiona la exposición de aguas
servidas en el lugar.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.