COMPARTE


. (Foto EFE)

EFE

El presidente de Alemania, Joachim Gauck, y el jefe de estado polaco, Bronislaw Komorowski, presentaron este martes en Berlín una exposición en recuerdo del alzamiento que protagonizaron en agosto de 1944 en Varsovia miembros de la resistencia polaca contra los ocupantes nazis.

El 1 de agosto de 1944, pocos días después de que fracasase un atentado contra Adolf Hitler a cargo de miembros del ejército alemán y con el poderío nazi en Europa en claro retroceso, grupos civiles y miembros de la resistencia polaca se levantaron contra los ocupantes nazis.

La lucha desigual, que se prolongó durante los siguientes 63 días, acabó con miles de fallecidos, en su inmensa mayoría civiles, y la ciudad destruida por los nazis, que en su retirada forzada por el avance soviético destruyeron deliberadamente gran parte de Varsovia.

Ante varios representantes de la resistencia polaca llegados a Berlín, el jefe de estado germano valoró el ejemplo que los participantes en el alzamiento dieron a Europa a pesar de la derrota militar que sufrieron.

“Uno de los regalos más sobresalientes de Polonia para sus vecinos en Europa es este mensaje para varias generaciones: la libertad es tan preciada, tan necesaria que los hombre no solo deben soñar con ella, sino luchar por ella y protegerla, incluso a costa de la propia vida”, subrayó Gauck.

Por ello, para Gauck con esta exposición se hace patente “lo importante que fue la lucha de Polonia y de la coalición antihitleriana. Lo importante que fue resistir la tiranía, querer la libertad y colocar los cimientos para una Europa posterior”.

“Polonia fue capaz de superar el odio, la rabia y la desconfianza”, incidió Gauck, quien celebró que “hoy Polonia y Alemania no solo son vecinos que se soportan, sino amigos que se quieren”.

“Hoy nuestros pueblos son aliados políticos y militares. Hoy queremos proteger juntos la paz y la democracia”, concluyó Gauck.

Por su parte, el presidente de Polonia también quiso rendir tributo a las personas que “pagaron el máximo precio por la libertad” y aseguró que, a pesar de la derrota militar con la que finalizó, de las pérdidas humanas y de la casi total destrucción de Varsovia, su sacrificio “no fue en vano”.

Komorowski, recordó que el alzamiento no fue producido por un movimiento espontáneo sino que obedeció a una decisión de los grupos de resistencia organizados en su lucha por recuperar la libertad, lucha que, incidió, sirvió como inspiración para las generaciones posteriores durante los años de dominio soviético.

“Mi generación, entre otras, fue enriquecida por la experiencia de mis mayores”, afirmó Komorowski, cuyo antepasado Tadeusz Komorowski fue uno de los líderes de la insurrección de 1944.

La exposición, que contó con la colaboración del Museo del Alzamiento de Varsovia de la capital polaca, permanecerá abierta en el Centro de Interpretación Topografía del Terror de Berlín desde el próximo 30 de julio hasta el 26 de octubre.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.