COMPARTE


La inflación se hace sentir hasta en el calzado. (Foto Eduardo Valencia)

Beatriz Rojas || Brojas@el-carabobeno.com

Boquiabiertas quedan las amas de casa cuando van al centro de Valencia a comprar los estrenos y se encuentran que un par de zapatos, para un niño que ni siquiera camina, sobrepasa los 3 mil bolívares. Esto por lo general aleja la clientela, pero son pocas las alternativas que quedan, pues ese es el promedio de costo en la mayoría de los establecimientos comerciales.

Los zapatos de los niños están tan caros, que muchas veces su precio supera a los de los caballeros, aunque a algunos les resulte increíble. Todo parece indicar que resulta más barato vestir a un adulto que a un niño.

No se trata de que sean zapatos de reconocida o desconocida marca, simplemente la mayoría tiene precios inalcanzables para personas de escasos recursos, por mucho que haya cobrado las utilidades.

En una exhibición de una tienda de la calle Páez se ofrece un par de zapatos deportivos de las tallas del 19 al 23 (es decir bebecitos), en 3 mil 50 bolívares. Un poquito más grandes, des 24 al 29, en 3 mil 200 bolívares. A un padre con tres hijos de seguro le costará mucho comprarles a todos, porque sólo en zapatos gastará más de 10 mil bolívares, sin contar los de él y de su esposa.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.