COMPARTE


(Foto Archivo)

EFE

La OPEP consideró que la tendencia al alza en los precios del crudo registrada en las últimas semanas se debe a que se está eliminando el exceso de producción, pese a que el grupo sigue bombeando por encima de su propio objetivo de producción.

Con el valor de su barril por encima de los 62 dólares y en marcas no vistas desde diciembre, y con el Brent europeo y el Texas estadounidense también recuperándose, la OPEP considera que se está relajando la sobreoferta a la que se achaca la caída de los precios experimentada a finales del pasado año.

“La subida (en el precio) estuvo motivada parcialmente por la creencia de que el exceso de oferta puede estar relajándose”, estima la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su informe mensual sobre la situación del mercado petrolero, publicado hoy en Viena.

Además, los analistas de la OPEP ven que la expectativa de una subida de la demanda de cara a la próxima estación de vacaciones en Estados Unidos, cuando aumentan el uso del coche y el consumo de combustible, también contribuye a ese encarecimiento.

Aunque la OPEP habla de reducción de la sobreoferta, lo cierto es que sigue bombeando bien por encima del tope de 30 millones de barriles diarios que sus doce socios se han marcado.

En el reporte, la OPEP cita fuentes indirectas para calcular que la producción conjunta en abril fue de 30,84 mbd, superior incluso a la de marzo.

Respecto a las previsiones de demanda, la OPEP confió hoy en que la economía mundial se recupere en lo que queda de año de las malas cifras del primer trimestre y que el consumo de crudo crezca hasta los 92,5 millones mbd, ligeramente por encima de lo calculado hasta ahora.

Aunque los analistas de la OPEP recuerdan que el crecimiento económico global para 2015 ha sido revisado desde el 3,4 al 3,3 por ciento, el informe menciona que la mejora del consumo en los países ricos de Europa permitirá que la demanda de crudo no sólo no se resienta, sino que crezca.

“En 2015 se anticipa que la demanda mundial de petróleo crecerá ligeramente por encima de la previsión del mes pasado, como resultado de una revisión positiva” para los países europeos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)”, señala el documento.

Pese a ese mayor consumo, los países industrializados de Europa quemarán en 2015 menos petróleo que el año anterior, manteniendo la tendencia de los últimos años.

Pese a esa halagüeña perspectiva, la OPEP recuerda que la economía europea sigue amenazada por riesgos que van desde el aún no resuelto problema de la deuda en algunos países, la posibilidad de una quiebra en Grecia o la elevada tasa de desempleo.

Respecto a Estados Unidos, los expertos de la OPEP confían en que un crecimiento económico en lo que quede de año compense la debilidad mostrada en el primer trimestre. Un diagnóstico que se aplica también a países como la India y Japón.

Por ello el reporte señala que, “pese al lento comienzo en algunos países, el crecimiento económico mundial podría fortalecerse más adelante conforme avance el año, conduciendo a una mejora en la demanda de petróleo en 2015”.

Respecto a China, el país que más ha tirado del crecimiento del consumo de crudo desde que estalló la crisis, la ralentización de su economía no impide que en 2015 vaya a elevar en un 3 por ciento su sed de “oro negro” respecto al pasado año, hasta 10,78 mbd.

El aumento de las ventas de turismos y una fuerte actividad en el sector petroquímico compensan un menor ritmo en la producción industrial.

En Latinoamérica, la OPEP ha detectado en los últimos meses una mayor demanda en los grandes consumidores, Brasil y Argentina, y eleva la expectativa general de consumo en la región para este año hasta los 6,86 mbd, un 2,54 por ciento más que en 2014.

Pese a ello, el informe advierte de la posibilidad de que un retroceso en la economía brasileña acabe alterando esas cifras a la baja.

En el capítulo de la oferta, la OPEP se refiere al cierre de numerosos pozos en Estados Unidos, donde el auge de la explotación del petróleo de esquisto ha hecho que se sitúe a la cabeza de los países productores.

El cartel petrolero destaca la caída de las inversiones para la extracción del petróleo de esquisto y considera que este tipo de hidrocarburo alcanzó su máximo en 2014 y que ahora no hará más que decrecer.

Con respecto a su propia producción, la OPEP estima que en 2015 sus doce países miembros colocarán en el mercado 29,3 mbd, un 1 por ciento más que en 2014, lo que supone mantener un tercio de la demanda mundial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.