COMPARTE

Beatriz Rojas | brojas@el-carabobeno.com

 

Para demostrar su empeño en seguir luchando porque el agua
que consumen los ciudadanos tengan realmente calidad, el diputado electo por el
circuito 5, Carlos Lozano, se presentó
este martes ante la fiscal superior encargada, Analía Aguilar. Le solicitó por
escrito que investigue lo que está ocurriendo en la planta potabilizadora Alejo
Zuloaga
.

El futuro parlamentario reiteró su llamado al gobernador
Francisco Ameliach, para que envíe un equipo o vaya él mismo a la planta de
tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Mariposa. Así podrá constatar la
situación de abandono en que se encuentra. Y que haga lo mismo con la
potabilizadora Alejo Zuloaga.

Lozano espera que en
tiempo perentorio el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas ejerza una acción que
permita que los ciudadanos consuman agua de calidad
. Dijo que este tema es
tan importante, que hasta el presidente de la República, Nicolás Maduro,
debería intervenir.

En su criterio, esta
investigación debe sumarse a la que ya solicitó para la PTAR La Mariposa
,
por lo que esperará los resultados. Lozano estuvo acompañado por el abogado Feliciano
Montes, el ambientalista Carmelo Ecarri y por el médico y secretario general de
AD, Rubén Limas. Frente a la sede del Ministerio Público declaró que es
necesario que se investigue lo que ocurre en las plantas como la Alejo Zuloaga,
que surte de agua a los municipios Valencia, Naguanagua, San Diego, Libertador
y parte de Los Guayos. La instalación no está en su capacidad normal, denunció.

Todas las áreas de recreación están completamente
abandonadas. Existen tanques de grandes proporciones que presentan fisuras y
algunos ya han colapsado en su estructura. Se refería a los estanques de
compensación, donde el agua reposa antes de ser enviada por tuberías a las
casas. En uno de los dos estanques el techo de concreto en forma de cúpula
colapsó hace aproximadamente tres meses, dejando el agua expuesta.

En la Alejo Zuloaga
el sistema de bombeo no está funcionando correctamente
, dijo el diputado.
Pudo verificar que el agua que llega desde el embalse Pao-Cachinche, principal
fuente de agua para los carabobeños, mantiene un color que no es propio del
agua cruda. “Esta agua viene con mala calidad por la falta de tratamiento de
las aguas residuales. Por lo tanto es importante que se busquen soluciones a
este problema”.

Subrayó que la baja calidad del agua representa un grave
riesgo de salud para todos los ciudadanos de Carabobo. Los más afectados en su
opinión son los niños, pues ya se han reportado casos de enfermedades
hepáticas, por efectos de ingerir agua no apta para el consumo humano.

 

En el Ministerio
tampoco creen

Esta vez el típico gorro quedó en casa. Carlos Lozano vestía
camisa blanca de botones y pantalones que no son los de un caminante de
comunidad, como se autodenominó. La ocasión era otra. Salió de la fiscalía
superior de Carabobo 38 minutos después de la hora en la que citó a los medios
de comunicación, a las 10:00 a.m. Hay que empezar a visitar instancias legales
para resolver el problema del agua en Carabobo, sostiene.

Lozano no lo advirtió, pero a menos de 50 metros de la
fiscalía, yacía la muestra de la condena de los carabobeños: camiones con
botellones de agua potable. Dos jóvenes los descargaban en sus brazos y
hombros. Iban desde residencias El Indio, frente a la institución pública,
hasta el Ministerio. La cuota que necesitan los trabajadores es de hasta 40 en
cada visita. Allí tampoco creen en la calidad del agua que suministra la
Compañía Anónima Hidrológica del Centro (Hidrocentro). Los jóvenes llevaban
hasta seis botellones por viaje. Un camión gris 350, con capacidad de 180
botellones, requiere de carretillas modificadas para facilitar el trabajo. 

 

Limas: Los médicos
están preocupados

No hablan de cifras, pero las conocen. En cada consulta la
realidad es inocultable. Rubén Limas
advirtió que los médicos carabobeños están recibiendo pacientes con fallas
hepáticas cada vez más.
Dijo que los galenos están preocupados por la
calidad del agua, puesto que contiene sustancias tóxicas. Se mostró asombrado
por la presncia de cianobacterias en el embalse Pao-Cachinche que por fallas de
la planta potabilizadora terminan en las casas. Allí pueden ocasionar
enfermedades muy delicadas. Citó el caso del aluminio, asociado con Alzheimer. “Estamos viendo casos de Alzheimer
en jóvenes. Es muy complicada la situación”
.

— ¿Fallas hepáticas? Eso pudo haber pasado con nuestro
amigo, le dijo Lozano a Limas.

— El médico asintió. Dijo que había que llamar a los demás
políticos de Carabobo para unir fuerzas.

Se necesitan soluciones inmediatas. Y la Asamblea Nacional
puede ayudar. Limas dijo que además de la reglamentaria comisión de ambiente
del parlamento, Lozano podría proponer la creación de una comisión especial.
“Esta se encargaría solamente del problema del agua en Carabobo”, que
definió el diputado Lozano como la crisis ambiental y sanitaria más grave del
continente.

 

Con información de
Luis Alejandro Borrero

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.