COMPARTE


“El ingrediente que había que poner adicional era llevarlo a algo más macro”. (Foto Archivo)

AP

Los Amigos Invisibles lograron hacer aún más acústica y sabrosa su música para un álbum cuyos arreglos presentarán en vivo a sus fans.

Antes de volverse “invisibles”, José Rafael “El Catire” Torres, el bajista de la agrupación, y Julio Briceño, el vocalista, trabajaban en una tienda de discos donde notaron que los acústicos se vendían “locamente”.

“Anunciaban el `Unplugged’ de Café Tacvba, que nunca salió en disco,… (pero) en esa tienda lo pedían muchísimo. El de Charly García se vendió a patadas, el de Soda Stereo ni hablar”, dijo Briceño en una entrevista con The Associated Press.

Con ese referente se lanzaron un cuarto de siglo después a hacer su propio desenchufado, con el que llevaron al mambo piezas rápidas como “Dulce” y “Corazón tatú”, la cual cantaron con Gil Cerezo de Kinky. Otras las hicieron en chachachá, como “Mentiras”, que grabaron con Aleks Syntek, e incluyeron una sección de violines y una de percusión brasileña. Hay varios boleros, samba y bossa nova con su popular “Viviré para ti” con Natalia Lafourcade.

“El ingrediente que había que poner adicional era llevarlo a algo más macro, tener más gente, más músicos involucrados y un poquito más de arreglos”, dijo el baterista Juan Manuel Roura.

El disco independiente, grabado en los Estudios Interlomas en la Ciudad de México en 2013, tuvo mucho cuidado en los detalles y todos los temas se repitieron unas dos o tres veces.

“Mis respetos a los fans”, dijo Catire. “Estuvieron ahí fieles y se aprecia el apoyo”.

Para su concierto del 21 noviembre en el Teatro Metropólitan presentarán estas versiones pero con una ventaja: “No tienes esa presión de ese ambiente que tienes que estar repitiendo y grabando, todo es mucho más libre”, dijo Roura.

Este año el guitarrista José Luis Pardo y el tecladista Armando Figueredo dejaron de ser parte de la agrupación.

“Lo importante es que sean felices. Llegó un momento en el que cada uno de ellos quiso buscar su otro norte”, dijo Briceño. “Creo que lo más bonito del asunto es eso, aquí nadie botó a nadie”.

Mauricio Arcas, el percusionista, no pudo estar en la entrevista con AP porque se encontraba ajustando detalles para la producción del disco acústico.

Arcas es el único integrante del grupo que sigue viviendo en Caracas. Briceño y Roura viven en Miami, al igual que el guitarrista y el tecladista que sustituirán a los viejos integrantes. Catire sigue en la Ciudad de México, donde ha hecho base desde hace unos años.

“Cuando le preguntas a un argentino, a un colombiano, a quien tú quieras latinoamericano sobre su país te dicen que es una porquería, que no sirven, que el presidente… pero una vez que te bajas de esa escala y vas a lo humano es ahí donde yo valoro mi vida en México”, dijo Catire.

Por ahora Los Amigos no tienen planes de regresar a Venezuela ante el clima político de su país.

“Creo que debería hacerse una ley que prohíba a los militares estar en altos cargos del gobierno, dígase presidente o ministros, porque no saben gerenciar”, dijo Briceño. “Los vamos a ir invadiendo poco a poco pero de buenas bandas”, agregó sobre el éxodo de artistas venezolanos que como ellos han buscado continuar su carrera en el extranjero.

“No vamos a tomar represalias con todo lo que ustedes nos mandaron”, dijo Catire en referencia a los artistas mexicanos que se hicieron famosos en Venezuela.

“Como Timbiriche o Pandora, ni las telenovelas las vamos a contar, sino les vamos a mandar cosas chéveres”, añadió Briceño.

En una de sus últimas presentaciones en México a Briceño le arrojaron una botella de agua en pleno concierto. El vocalista se comportó de manera totalmente profesional y siguió cantando.

“Una de las cosas que estuvimos hablando y que nos hace sentir mejor es que cuando balanceas los botes de agua que te han lanzado o los hielos y los sostenes y las pantis; los sostenes y las pantis ganan, quiero que lo sepa el fan de allá de Torreón”, dijo el cantante.

En sus experiencias raras también cuentan que un admirador les pidió que en medio de “Viviré para ti” le dejaran pedirle matrimonio a su novia, lo que ocurrió y conmovió a todo el público. La idea funcionó un par de conciertos.

“Hasta que un día nos pasó que alguien le dijo al novio, `¿Tú estás loco? ¡No, no!’. Y no lo volvimos a hacer, se acabó el chiste”, dijo Briceño. “Hay que contratar a dos actores para que digan siempre que sí y sea parte del show”, agregó ilusionado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.