COMPARTE

AFP

La actriz y humorista Amy Schumer, que ha gozado en los
últimos meses de una creciente popularidad en Estados Unidos, habló el lunes a
favor de un mayor control de la venta de armas a raíz de un tiroteo en un cine
donde se proyectaba su exitosa película “Trainwreck”.

La comediante se unió a su primo, el senador Chuck Schumer,
al revelar una serie de propuestas que buscan intensificar los controles de los
antecedentes de los compradores de armas.

“Nadie quiere vivir en un país donde un criminal,
alguien con un desequilibrio mental u otra gente peligrosa se pueda hacer con
un arma con tanta facilidad”, dijo Schumer.

“Es hora que el pueblo estadounidense abogue por estos
cambios”, añadió la actriz con la voz llena de emoción.

“Estos son mis primeros comentarios públicos sobre el
tema de la violencia con armas de fuego, pero les prometo que no serán los
últimos”.

Amy Schumer dio estas declaraciones 11 días después de que
un hombre de 59 años, con un presunto historial de enfermedad mental, entrara a
un cine en Luisiana (sur), disparara y matara a dos mujeres y se suicidara
luego con su pistola calibre .40.

Después del incidente, familiares de las víctimas del
poblado de Newton, el poblado en Connecticut (norte) donde en diciembre de 2012
un atacante mató a 20 niños, urgieron a Schumer a hablar contra este tipo de
violencia en Estados Unidos.

Entre las propuestas del senador Schumer se incluyen
incentivos financieros para asegurar que los estados presenten los antecedentes
completos de sus ciudadanos a una base de datos federal utilizada por el FBI
para examinar a los compradores de armas.

El texto también pide que el Departamento de Justicia
recomiende cómo pueden los estados del país evitar que las personas con
enfermedades psicológicas peligrosas compren armas.

“Hoy estamos exigiendo al Congreso que se tome este
asunto muy seriamente”, dijo el senador demócrata.

Las armas de fuego son responsables de cerca de 32.000
muertes al año en Estados Unidos, la mayoría de ellas por suicidio.

La Constitución garantiza a cada estadounidense la tenencia
de armas y los intentos legislativos de imponer controles más estrictos siempre
han sido obstaculizados por el influyente grupo de presión a favor de las
armas.

Luego de la tragedia de Newton, el presidente Barack Obama
presionó para que se controlen más exhaustivamente los antecedentes de los
compradores, pero sus esfuerzos han fracasado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.