COMPARTE

Gerardo Rangel Sánchez

La autopista del Este fue cerrada entre los distribuidores El Trigal y Las Chimeneas para realizar la tradicional ceremonia del Año Nuevo Chino, una tradición que se hace sentir en Valencia desde hace más de 15 años. En esta oportunidad muchas familias valencianas aprovecharon la ocasión para olvidarse del estrés cotidiano.  

Bajo la custodia de policías y bomberos en las inmediaciones, hasta los niños disfrutaron de un espectáculo pirotécnico que duró más de 25 minutos. La  alegría y el asombro de los espectadores aumentaba tras cada chispa debajo de las nubes. 

Elsi Gudiño vino en compañía de su familia. “Tenemos años viniendo. Más que una tradición, es un momento de alegría”. Ella como muchos, llegó preparada con unas sillas para disfrutar más cómoda. Jesús Andrade comentó que en años anteriores llegaban más personas. 

La congestión vehicular afectó las calles y avenidas aledañas a los distribuidores. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.