COMPARTE


Elevado de El Viñedo ya cumplió con su vida útil. (Foto Clemente Espinoza)

Cristhopher Borrero

Mientras en Caracas se realizan obras de restauración vial, el asfaltado en el elevado de El Viñedo está totalmente deteriorado, La capa que recubre la estructura está desgastada y en secciones se nota la placa metálica de la estructura. Las barreras de defensa necesitan refacción, ya que están golpeadas. Los distribuidores en la ciudad también se observan en mal estado.

El viejo pasadizo en El Viñedo es el punto de interconexión entre el este y oeste de la ciudad. Diariamente circulan más de 15 mil vehículos por la zona. “Desde hace ocho años no se le ha hecho un arreglo. Esto nos afecta mucho en especial en la amortiguación de los vehículos”, indicaron algunos conductores.

Raúl Villarroel, coordinador de la Comisión de Movilidad del Colegio de Ingeniero de Carabobo, consideró que hay dos opciones para solventar el problema: la restauración integral del acceso vial o la demolición para construir el distribuidor subterráneo, como ya se había propuesto.

En 2005 la gestión del alcalde Francisco “Paco” Cabrera prometió sustituir el elevado por un paso subterráneo. El proyecto se realizaría bajo la supervisión de Valmetro. Para ello se aprobaron 10 mil millones de bolívares de los viejos para la subterranización.

Distribuidor deteriorado

La grieta en el distribuidor Mañongo se ha ampliado. Pese a las denuncias emitidas no hay respuesta. La fisura ha causado desnivel entre las capas que se encuentran distanciadas. “Este problema es reincidente, cada cierto tiempo se vuelve a abrir el pavimento y es superpeligroso”, denunció Mirian Hernández, conductora.

En horas pico se generan colas y trancas, puesto que los choferes deben reducir su velocidad para poder sortear el surco que atraviesa diametralmente la arteria vial. Pese a los 44 millones bolívares asignados para la restauración de este distribuidor el pasado 22 de julio no se observan mejorías. La obra tiene más de 50 años de antigüedad.

Villarroel detalló que el problema del distribuidor es la que no hay continuidad entre la base de la carpeta y la losa del puente. Debido a que la rampa y la losa de concentro no están bien alineados, eventualmente con el paso vehicular se genera el deslizamiento, a menos que se apliquen las correcciones indicadas, subrayó.

En el distribuidor de El Trigal se observó gran embotellamiento, el tráfico causa trancas enormes por el alto tráfico en las horas pico. Esta obra amerita ampliación para poder responder al crecimiento que ha experimentado la ciudad.

Para Raúl Villarroel, es necesario generar más vías alternas puesto que el tramo se encuentra sobresaturado por el crecimiento demográfico. Estimó necesaria la construcción de cinco a seis puentes en la ruta hacía San Blas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.