COMPARTE
Los vendedores exigen protección ante las fiscalizaciones continuas de la Superintendencia de Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Marianela Ágreda Armas || magreda@el-carabobeno.com 

Comerciantes de los mercados municipales de Maracay y el municipio Mario Briceño Iragorry tomaron la decisión. Dejaron de expender alimentos como medida de protesta y presión ante la fiscalizaciones de la Superintendencia Nacional de Derechos Socioeconómicos (Sundde), que generaron grandes pérdidas económicas.

La medida la tomaron los expendedores de carne, pollo, granos, víveres, pescados y huevos de los mercados Libre, Periférico de Caña de Azúcar y Campo Alegre. En el Mercado Principal los comerciantes se mantienen a la expectativa y convocaron a reunión para el próximo martes. Los comerciantes intentaron reunirse con el alcalde de Girardot, Pedro Bastidas. Lo esperaron desde la mañana de este miércoles hasta la noche y el burgomaestre no les dio la cara. Exigen protección del ente que los rige: Mercados de Girardot (Mercagir). Insisten en que es imposible vender a precio regulado los productos que adquieren a precios muchos más elevados.

Órdenes de la Sundee dejaron pérdidas cuantiosas a los comerciantes y según Xiomir Vásquez, vocera del mercado Libre, no pueden laborar como delincuentes, escondiendo los productos y bajo zozobra de que en algún momento lleguen nuevas fiscalizaciones. Aparentemente este viernes el alcalde Bastidas atenderá una comisión de los comerciantes. “Por ahora la presión es no vender más productos”.

Dijo que los comerciantes no pueden abandonar sus sitios de trabajo, permanecerán en sus puestos pero sin mercancía para la venta. Solo laborarán los de charcutería, quienes hasta ahora no tienen problemas con las fiscalizaciones. “Mercagir no tiene respuesta a nada ni siquiera nos puede garantizar la estabilidad”.

Comerciantes recalcaban en sus denuncias que adquirían productos con sobreprecio en el Mercado Mayorista. A las 3:00 a.m. de este jueves la Sundee fiscalizó ese establecimiento en el sector La Morita del municipio Mariño. Incautaron 127 toneladas de alimentos y dos mil 238 productos de higiene.

El superintendente nacional, César Ferrer, dijo que se constató el acaparamiento de rubros importados a divisa preferencial de 6,30 bolívares por dólar, que eran comercializados al mayor a 800 bolívares. Añadió que había acaparamiento en almacenes, donde detectaron más de 22 toneladas de caraotas con guías de despacho alteradas y antiguas. 

Al detectarse las irregularidades en el Mayorista, se desconoce si serán resarcidos los daños a los comerciantes de mercados municipales, quienes mostraban las notas de entrega del Mercado Mayorista donde todos se abastecen para vender en sus puestos, y aún así, los obligaron a vender muy por debajo del precio de compra.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.