COMPARTE


Milagros Sánchez debe llenar el tanque de su casa con sus propias manos. (Foto El Carabobeño)

Luis Alejandro Borrero || lborrero@el-carabobeno.com

Hay un tobo en la casa de la señora Milagros Sánchez. Se tiene cerca y a la mano, porque frecuentemente se utiliza. La mujer tiene que llenar el tanque de agua de su casa con sus propias manos y utilizando el que fuera un cuñete de pintura. La escasez del líquido es brutal en su comunidad.

Hace seis meses falla el suministro de agua en Piñonal, a 3,5 kilómetros al sureste de Maracay. Dos veces al día, la mujer se ponía en alerta para recoger lo poco que llegaba. Era un “chorrito”, comentó, con el que se suplía su hogar en la calle Portillito.

El agua en Piñonal no es potable. Las tuberías pasaron tanto tiempo sin flujo, que se acumuló la suciedad. Con el turbio líquido no se pueden duchar; ni siquiera cepillarse los dientes. Temen contraer una enfermedad.

Técnicas arcaicas han sido adoptadas por los habitantes. Con asombro, Sánchez describió cómo usaba medias amarradas a las tomas de agua. Únicamente luego se abría el grifo. Medianamente se filtraban las impurezas. Aún así el agua salía negra y con mal olor.

Los llamados fueron constantes. Vecinos reclamaron a la Hidrológica del Centro. Los representantes de la estatal aparecieron el 18 de diciembre. Revisaron algunos medidores e hicieron una supuesta limpieza de algunos ductos en la comunidad del municipio Girardot de Aragua.

El panorama empeoró. Luego de la inspección oficial el suministro se cortó. Desde hace ocho días no hay agua en toda la calle, denunció la mujer. Comparó el estilo de vida al que fueron sometidos con el de camellos. No somos animales, sentenció.

Hastiados, los vecinos han salido a la calle. Se han efectuado protestas para presionar a las autoridades. Sánchez aseguró que la opción que muchos ven como más viable es dejar de pagar. No podemos seguir pagando por un servicio que no tenemos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.