COMPARTE

EFE

Giorgio Armani Privé recurrió al contraste del negro
con colores brillantes para su colección de otoño-invierno presentada en la
Semana de la Alta Costura de París, en que Stéphane Rolland voló sobre el Art
Déco y Yiqing Yin sobre una serpiente que muda la piel.

El rosa fucsia y el azul eléctrico fueron algunos de los destellos que
iluminaron la colección del modisto italiano Giorgio Armani, uno de los más longevos en la
industria de la moda, en la que entró hace casi seis décadas como escaparatista
y encargado de compras de unos grandes almacenes.

Sobre un fondo negro, el diseñador que acumula 40 años al frente de su firma
osciló entre las pequeñas pinceladas, los degradados o el baño de color para
intensificar un contraste que apoyó en la oposición de volúmenes.

Los flecos, las plumas o la joyería de colores sobresalió en este recital en el
Teatro Nacional de Chaillot, en el que las hombreras de la chaqueta americana
se elevaron en punta y las faldas se anudaron a la cintura.

El modisto francés Stéphane Rolland unió las formas geométricas del Art Déco a
sus habituales volúmenes, que esta vez volaron como hojas en corpiños de
silicona o cayeron como asimétricas capas.

“He querido hacer una colección con mucha ligereza y también fuerza”,
precisó a Efe después de la presentación que tuvo lugar en los salones situados
en las inmediaciones de la exclusiva avenida Montaigne en los que atiende a su
clientela.

“Me parecía una manera más íntima, más original, de recibir a la gente que
siempre me ha apoyado”, explicó el diseñador que soñó con una propuesta
“solar, muy luminosa”, a pesar de estar pensada para la temporada
invernal.

El oro y el plata se encargaron de dar este brillo a unas propuestas
confeccionadas sobre las medidas de su musa, la modelo española Nieves Álvarez,
quien destacó que Rolland ha mantenido su esencia a través de la
“arquitectura de los diseños y los volúmenes de las siluetas”.

La modista francesa de origen chino Yiqing Yin partió de la idea de la
serpiente que muda la piel para diseñar una colección de finas capas
superpuestas, drapeados y “patchwork”.

Llegó a Francia con cuatro años y, tras titularse en la Escuela Nacional de
Artes Decorativas de París, fue invitada a presentar su primera colección en el
prestigioso festival de moda de Hyères en 2010, lo que le sirvió de lanzadera
para integrar el exclusivo club de la alta costura como miembro invitado en
enero de 2012.

En el desfile que celebró en los fastuosos salones del Hôtel Salomon de
Rothschild, emuló la piel de la serpiente con los dibujos del encaje y con las
escamas cortadas con láser en unas prendas ligeras que saltaron sobre los
blancos, negros, el azul Klein y el lima para llegar al metalizado lúrex.

Alexandre Vauthier clausuró esta tercera jornada de la Semana de la Moda de
París que abrió con Chanel en el casino construido en el interior del Grand
Palais.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.