COMPARTE


El primer paso para los venezolanos es armar un presupuesto con los gastos prioritarios. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Luis Carías Toscano || Lcarias@el-carabobeno.com

El año 2015 luce desafiante para Venezuela con una inflación creciente y una escasez desbordante que frustraría el eventual crecimiento del país. Con un mercado de limitadas posibilidades, armar un presupuesto-un tanto racionado- representa el as bajo la manga de los ciudadanos durante el próximo año para ubicar los gastos fundamentales del hogar.

El economista Ronald Balza sostuvo que el primer paso para los venezolanos es armar un presupuesto con los gastos prioritarios. “No es igual para todos. Depende de la edad, de la cantidad de hijos, si se vive solo o acompañado, si se goza de buena salud o de problemas médicos. En fin, identificar los gastos, aunque algunos sean impredecibles, y tener cierta flexibilidad”, explicó.

La sugerencia obedece a la creencia del economista de que la prioridad en 2015 será reducir los gastos, pues probablemente la gente no podrá hacer todas las cosas que hoy sí, dado que el Gobierno ha reconocido diversos problemas como la inestabilidad cambiaria, los bajos precios de la gasolina y la electricidad, pero cuya solución ha sido pospuesta. A eso se suma la constante caída en la cotización del petróleo en el mercad internacional. “No se puede esperar que se resuelvan los problemas sin tomar medidas”.

La directora de Síntesis Financiera, Tamara Herrera, recomendó a los ciudadanos ponderar bien cualquier ahorro o excedente, medir las necesidades y anticipar los gastos lo más posible. “Básicamente el resto dependerá de la creatividad y la disposición a un esfuerzo extra de cada quien para compensar la continuación de una caída en el poder adquisitivo”.

A su juicio, los venezolanos buscarán cada vez soluciones más creativas para compensar ingresos habituales, esforzarse un poco más y reducir los gastos no esenciales, pues el próximo año se ve cuesta arriba dada la presión por ser año electoral, en el que habrá mayor demanda de divisas mientras la restricción se exacerba.

Estirar los ingresos

Esa creatividad que recomienda Herrera abre las puertas a inversiones y la búsqueda de actividades paralelas que representa un esfuerzo para cada quien en su escala, ya sea individuo o empresas. “Probablemente las últimas no harán expansiones relevantes, más bien puede que se hayan debilitado y busquen vender sus negocios para no incurrir en pérdidas”.

De hecho, Fedecámaras ha denunciado que la crisis que atraviesa el sector productivo del país comenzó a gestarse en 1998. Desde entonces, las industrias han reportado una caída de 40% y más de 200.000 empresas han bajado su santamaría de forma definitiva.

Balza contrastó que no todos pueden invertir, pues la capacidad de ahorro es cada día más limitada, especialmente porque son pocos los gastos que se pueden adelantar. “Es posible adquirir algunos activos que luego recobren valor, como muebles para el hogar, pero no todos tienen la misma capacidad. Otras personas previenen y hacen sus gastos antes de que los precios suban nuevamente”.

Aunque durante los últimos años se ha registrado una notable pérdida en el poder adquisitivo, ahorrar en bolívares continúa siendo una opción cuando se piensa en tener liquidez monetaria, pero mientras más se tiene, más se pierde. “No hay muchas alternativas legales para inversiones en el país con el control cambiario”, lamentó Balza.

Según el economista, en el caso del sistema bancario son pocos los papeles que se pueden colocar en el mercado, porque las tasas de interés están por debajo de la inflación. “Lo que queda es adquirir bienes necesarios para prevenir la inflación”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.