COMPARTE

AFP

Los hombres que reciben un tratamiento hormonal por un cáncer de próstata corren casi el doble del riesgo de desarrollar el mal de Alzheimer, a diferencia de aquellos que no reciben tal terapia, reveló un estudio en Estados Unidos.

Los científicos autores del estudio no pudieron establecer ninguna causalidad definitiva entre la terapia hormonal, llamada
terapia de privación de andrógenos (ADT), y el Alzheimer
, pero sostienen
que la asociación hallada es preocupante y amerita seguir siendo
estudiada. 

“Queríamos
contribuir a la discusión sobre los relativos riesgos y ventajas de la ADT, y
nadie había estudiado la asociación entre la ADT y la enfermedad de
Alzheimer,” explicó Kevin Nead, médico en la Escuela de Medicina Perelman
de la Universidad de Pensilvania y principal autor del informe.

Los resultados se basan en 2 grandes bases
de datos de las historias clínicas de alrededor de 5 millones de pacientes
, de
los cuales 16.888 recibieron tratamiento por un cáncer de próstata. 

De
ellos, unos 2.400 fueron tratados con la terapia hormonal ADT y recibieron el
seguimiento necesario para permitir el análisis de los datos, precisó el
estudio. 

Los
investigadores compararon los pacientes de ADT, con un grupo de control de
pacientes con cáncer de próstata que no recibieron tal terapia, y encontraron
una diferencia significativa en el número de personas que desarrollaron la
enfermedad de Alzheimer en los años que siguieron al inicio del tratamiento con
ADT.

“Los
métodos estadísticosmás sofisticados mostraron que la probabilidad de contraer Alzheimer era 88% mayor entre los pacientes
que recibieron ADT durante el período de seguimiento
“, detalló el
estudio.

Cuanto
más largo fue el período de terapia de privación de andrógenos, más alto era el
riesgo de desarrollar la enfermedad. 

La terapia
de privación de andrógenos baja la producción de las hormonas masculinas,
llamadas andrógenos, que pueden jugar un papel importante en el crecimiento de
las células de la próstata. 

La supresión de los andrógenos puede
conllevar diversos efectos secundarios
, como bajos niveles de
testosterona, impotencia, diabetes, enfermedades cardiovasculares y depresión.

Estudios
anteriores han sugerido que bajos niveles de testosterona, pueden debilitar la
resistencia del cerebro a la enfermedad de Alzheimer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.