Proveedores no pueden cumplir con todos los pedidos. (Foto Noel Palencia)

Cindy Rodríguez Terán || [email protected]

La escasez de medicamentos se agrava en las farmacias de Puerto Cabello. Si las personas tienen suerte pueden encontrar hasta dos medicamentos en un expendio, pero este caso es la excepción. La mayoría de las veces deben recorrer todo la ciudad y poblados lejanos, como El Cambur, para poder adquirir los remedios, relató Ana Tovar, quien se vio obligada a enviar mensajes por las redes sociales para obtener un antialérgico pediátrico.

Entre las medicinas más buscadas están: caladryl, losartán, loratadina, canestén, diclofenac y antibióticos, pero difícilmente se consiguen. A la lista de desaparecidas se suman analgésicos en cualquiera de sus presentaciones.

Farmaceutas que pidieron no ser identificados señalaron que los pedidos se realizan todos los días pero desde hace dos años los proveedores traen lo mínimo para cubrir la demanda de los locales.

Usuarios concordaron en que enfermarse conlleva doble preocupación por que lo que significa comprar el tratamiento. Pidieron a los médicos que recomienden dos o tres opciones. Pacientes con enfermedades crónicas como las de tiroides, hipertensión, diabetes o alguna insuficiencia cardíaca son los más afectados, según profesionales.

“No hay anticonceptivos” es la respuesta para las mujeres que deben comprar estas píldoras. En farmacias pequeñas ofrecen las más económicas y populares como Yasmin, Ovral o Marvelon. Pero los precios aumentan hasta Bs 100 o 200 mensualmente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.