COMPARTE

Jenny
Sánchez Petit ||
[email protected]

Varias
instalaciones públicas han sido objeto de hurtos por parte de personas
desconocidas, lo que amerita una
investigación por parte de los organismos de seguridad.

Orlando Contreras,
habitante de Bejuma, comentó que es necesario que las policías municipales y la
de Carabobo emprendan
un proceso de investigación para detener a quienes están incurriendo en esta
práctica, ya que se están vienen afectadas familias de las comunidades bejumras.

El denunciante recordó que ya van dos veces, en lo que va de
año, que se llevan los cables de la capilla La Santa Faz, de La Cumbre de Canoabo. La última
vez fue el pasado 13 de julio. El 27 del mismo mes, las maestras de la Escuela
Básica Bolivariana El Rincón, en Tierra Negra, Bejuma al llegar a su lugar de trabajo se
dieron cuenta que durante el fin de semana se habían llevado todos los cables
de la institución.

 También ha escuchado de sectores en Aguirre donde han dejado de funcionar los
pozos que proporcionan agua a varios comunidades, porque los amigos de loa
ajeno, se han llevado los cables.

En el sector El Rincón de Bejuma, las familias deben estar pendientes de los cables de sus
casas, pues ya varias han sido objeto de hurtos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.