Carniceros piensan que el precio acordado por el Gobierno nacional para el producto se quedó corto. (Foto Andrews Abreu)

Beatriz Oliva || [email protected]

El despacho de productos de limpieza e higiene personal aparentemente hacia los supermercados ha aumentado, pero el incremento descontrolado de un mercado informal, originado por los llamados “bachaqueros” ha generado que la demanda se mantenga en alza. Implementar logísticas como limitar la venta de mercancía por persona hace que dure un poco más en los anaqueles, pero nunca hasta el día siguiente. La escasez sigue vigente.

El gerente y economista de un supermercado de la avenida Bolívar Norte, de Valencia, señaló que la escasez existirá hasta que los productos cuesten lo que verdaderamente deberían. Sostuvo que los revendedores comprarán a un precio atractivo para posteriormente venderlos al doble o triple. “Al menos el 40% de las personas que hacen colas son bachaqueros”.

El pasado viernes se despacharon unos nueve mil kilos de artículos de higiene a un supermercado del norte de la ciudad. A las pocas horas no quedaba nada.

Consumidores no tienen otra opción que realizar largas colas para obtener el producto o cancelarlo a un costo más elevado. En el centro de la ciudad sigue la venta de artículos escasos sin limitaciones. Pañales, jabón en polvo, desinfectantes, crema dental, afeitadoras, papel higiénico, entre otros, siguen arriba de los mostradores. La presentación de 900 granos de un detergente costaba 145 bolívares.

El sábado en la mañana jóvenes protestaron de forma creativa en el centro de la ciudad, para manifestar su descontento por la escasez de alimentos y productos básicos

Carlos Graffe, dirigente juvenil, explicó que con disfraces de algunos de los alimentos más buscados recorrieron el bulevar Constitución. Hablaron con los ciudadanos sobre la situación del país, quienes se quejaban de la escasez y el alto costo de la vida.

Carniceros rechazan nuevo precio

El nuevo precio del kilo de carne y de pollo se quedó corto. El monto establecido no se ajusta a la realidad, por lo que se pondrán a trabajar a pérdidas. El presidente de los expendedores del Mercado Periférico de Candelaria, Humberto Flores, señaló que el kilo del producto en canal llega a 220 y 225 bolívares mientras que el rubro avícola los proveedores lo despachan a 110 bolívares el kilo.

Esto se traduce en que es imposible vender ambos productos al nuevo costo establecido. Estos montos generarán más problemas al detallista que compra el rubro caro. Si los proveedores les distribuyen el kilo de carne a 195 bolívares en canal como acordaron con el Ejecutivo, se venderá al consumidor a 380 bolívares y no a 240 ni 250 bolívares.

Carniceros indicaron que si en 30 días les exigen cumplir con esta medida podría ser hasta esa fecha sus trabajos. El precio máximo de venta para la carne de bovino de cocción seca se fijó en 220 bolívares el kilo a nivel del consumidor, y en 65 bolívares el kilo de pollo entero a nivel del productor, importador y mayoristas, según difundió la providencia administrativa Nº 37 y 38 del año 2015.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.