COMPARTE

La estatura de un niño está condicionada por su herencia
genética; sin embargo, para asegurarse que el crecimiento es normal no bastará
relacionarlo únicamente con la talla de sus padres. Existen factores
nutricionales, psicosociales y patológicos que pueden ser la causa de un tamaño
bajo en los infantes, detalla una nota de prensa enviada a esta redacción. 

El déficit de hormona de crecimiento es una de las causas
patológicas que puede provocar baja estatura en las personas. Así lo explicó la
endocrinóloga pediatra Anabel Mejías, quien comentó que una manera práctica de
los padres para monitorear el crecimiento de sus hijos es través de las tallas
de ropa y calzado. Si en un lapso de un año no hay cambios en estos aspectos,
es importante buscar ayuda médica para descartar cualquier trastorno que le
impida desarrollarse de manera óptima.

De acuerdo con la galena, algunos indicios de déficit de
hormona del crecimiento son apreciables desde las primeras semanas de vida: “En
los recién nacidos pueden encontrarse niveles bajos de azúcar en sangre, y si
es un varón el pene es pequeño. En el periodo de lactante, a medida que crecen
lucen con aspecto angelical, cara redondeada, su frente luce algo abombada,
prominente y su peso es normal, aunque pueden lucir ‘regordetes’ y con la voz
aguda. En la etapa preescolar y escolar quizás el rasgo más relevante es la
baja talla, notando que crecen muy lento”, agregó. 

Evaluación del crecimiento

Las curvas de crecimiento son gráficos que comparan el
crecimiento de un niño con el promedio obtenido de un grupo de la población de
la misma edad (y sexo), que ayudan a pediatras y también a los padres a
advertir alguna anomalía. Refirió la especialista que se debe medir también la
talla de los padres y graficarlos en la curva de crecimiento donde se registra
el peso y la talla del paciente, para conocer el potencial genético de talla
del niño. Esto permite observar el rango de estatura óptima en donde debería
estar el niño de acuerdo con sus progenitores.

Método diagnóstico

El déficit de la hormona de crecimiento ocurre cuando el
cerebro deja de producir la cantidad necesaria de esta sustancia, usualmente,
por fallas en el hipotálamo o en la glándula pituitaria, las partes del cerebro
encargadas de la producción de hormonas.

De manera natural, los niveles de hormona de crecimiento en
el cuerpo fluctúan con el transcurso de las horas. Pequeñas porciones de la
sustancia son liberadas durante el día y un poco más durante el sueño de la
noche. Por este motivo, medir esos niveles es una tarea compleja. Para conocer
la cantidad de hormona de crecimiento es necesario retirar sangre cuando se
haya provocado intencionalmente una subida en el nivel de la hormona. Existen
varios estímulos farmacológicos para desencadenar la secreción de la hormona.

Uso temprano

Si se descubre un déficit o una insuficiente cantidad de
hormona de crecimiento, será indicado un tratamiento primario que consiste en
aplicar inyecciones de análogos de esta sustancia. Se recomienda realizar el
tratamiento desde los primeros años de vida, mientras la estructura ósea aún
está en expansión. La terapia dura varios años y requiere un control estricto
por el especialista.

 “Existen parámetros
para conocer la eficacia del tratamiento en relación con la ganancia de
estatura que va obteniendo el paciente, que debe acudir trimestral o
semestralmente a la consulta del endocrinólogo pediatra para verificar la
eficacia y la seguridad de la terapia”, acotó Mejías.

El especialista cambiará la dosis de la hormona exógena si
es necesario, de acuerdo con las características de cada persona. Si el déficit
de la hormona del crecimiento permanece al finalizar el periodo de desarrollo
del niño, será preciso que el paciente continúe con el tratamiento, pero con
dosis menores y siempre bajo supervisión médica.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.