COMPARTE


Ellos se niegan a quedar sin empleo de manera forzosa. (Foto Ángel Chacón)

Dayrí Blanco

Como todos los días a las 6 a.m. llegaron a su sitio de trabajo. Pero el lunes no pudieron entrar. Cadenas, candados y nuevo personal de vigilancia se los impidió. En la puerta principal de la empresa, un aviso les informó que Suramericana de Soplados no funcionará más en el país. La baja producción no se los permite. De esta manera sorpresiva se quedaron sin trabajo.

Yepsi Rodríguez, secretaria general del sindicato, explicó que 23 personas tienen un futuro laboral incierto. En el comunicado que se podía leer la mañana del lunes en la entrada de la fábrica, se les detallaba que las liquidaciones de sus respectivos contratos están siendo consignadas en los Tribunales de Trabajo de Valencia.

Pero ellos se niegan a quedar sin empleo de manera forzosa. Intentaron comunicarse con el apoderado legal de la empresa, Luis Subero, pero no los atendió. Tampoco declaró a la prensa. “El gerente no está. Nadie da la cara. Es un abandono de parte del patrono”.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.