COMPARTE


Vista general del asentamiento Gevaot. (Foto EFE)

EFE

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, lamentó este martes la decisión de Israel de confiscar 400 hectáreas de terreno cerca de Belén, en Cisjordania, para levantar nuevos asentamientos y confió en que la reconsidere porque sería “una señal equivocada en un momento equivocado”.

En un comunicado, Steinmeier advierte de que este tipo de pasos hace “aún más difícil” el regreso a las negociaciones de paz que evitarían que se repitan “tragedias humanas” como las registradas en las últimas semanas en la región.

Alemania es uno de los más firmes aliados de Israel, pero el jefe de la diplomacia germana recordó que la posición del Gobierno federal ante este tipo de medidas es bien conocida: “la construcción de asentamientos en los territorios ocupados viola el derecho internacional”.

Nuevos pasos en esa línea, insistió Steinmeier, dañan cualquier proceso de paz y la solución de dos Estados, “la única posible” para garantizar una paz duradera. “En este momento ambas partes tienen que hacer todo lo posible para generar confianza y abstenerse de acciones unilaterales y provocadoras”, añadió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.