COMPARTE

Cristhopher Borrero

Cansados del aumento
de la criminalidad en la zona, ciudadanos y transportistas bloquearon los
accesos a la parroquia de Belén, en Carlos Arvelo. La medida se sostendrá hasta
que se reciba una respuesta efectiva de los organismos encargados de la
seguridad, afirmó Ana Caldera, coordinadora de Transporte Urdaneta Belén.

Son varios los
incidentes. El lunes un autobús que cubría la ruta de Belen-Güigue y La
Guacamaya-Magdaleno fue asaltado por tres hombres encapuchados.

Los antisociales
subieron a la unidad en el casco de Belén a las 4:40 a.m. y robaron a los 55
pasajeros. Se ensañaron con 10 ciudadanos, quienes intentaban proteger sus
documentos de identificación. “Los afectados no querían perder sus cédulas e
intentaban guardarlas, por lo que los malandros les pegaron con las cachas de
las pistolas”.

La situación es insostenible,
insistió Caldera. La mujer refirió que hace cinco días se robaron la ambulancia
del ambulatorio de Belén. A la fecha no se ha reportado novedad alguna en torno
a este caso. También recordó que hace 15 días los ciudadanos de Belén habían
protestado por 48 horas reiterando el llamado de auxilio ante las fallas de
seguridad, las cuales comprometen la prestación del servicio de transporte
público y las garantías de los pasajeros. Unos 14 mil habitantes emplean e
servicio en la zona.

Pese a que se han
agotado las instancias, en distintas reuniones con los cuerpos de seguridad
locales, alcaldía y Gobernación, la ciudadano consideró que no se han visto
avances. 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.