La venta de los Mercal también es controlada. (Foto Archivo/El Carabobeño)

A partir de esta semana los comerciantes encargados de las Bodegas Mercal que operan en toda la jurisdicción porteña enfrentan un nuevo reto: la cancelación de contado de la mercancía que adquieran en la Red Mercal, en el sector Morillo, para su posterior venta y distribución en las zonas más populares. Además con muy poca o ninguna ganancia.

Hasta hace poco estos comerciantes tenían acceso al lote de productos que adquirían para su venta en las bodegas instaladas en los distintos sectores de la ciudad porteña bajo un régimen de líneas crediticias cuyo plazo de pago era extensible por una semana. Ahora la compra debe hacerse de contado y con precios que aseguraron algunos de los afectados no dejan ningún margen de ganancia. La venta de los Mercal también es controlada, sabemos que debe hacerse con precios solidarios pero es que no nos dejan ni un bolívar de ganancia, condenaron algunos de los afectados.

Las nuevas medidas se adicionan a otras dificultades como que desde hace tiempo rubros como la carne ya no están accesibles para su venta en las referidas bodegas. La comercialización de alimentos por combos continúa como argumento para señalar a los vendedores como promotores de irregularidades, destacó otro de los afectados.

Este escenario podría propiciar el cierre de otro lote más de estos establecimientos creados por el fallecido presidente Chávez para beneficiar a las comunidades populares de todo el país.

El cierre de bodegas, dado por las medidas adoptadas por las autoridades a cargo en el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, es un hecho. En algunas parroquias porteñas, como Goaigoaza, de cinco bodegas solo están funcionando dos, una en La Carpa y otra en San Lorenzo.

En todo el municipio inicialmente había unas 80 bodegas. Con los cambios, según los propios comerciantes quedan operativas poco menos de la mitad.

Un plan estratégico que busca la adhesión de Mercal a la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) es el argumento que, según el grupo de bodegueros denunciantes que pidieron no ser identificados por temor a retaliaciones, ofrecieron los funcionarios de la Red Mercal en la jurisdicción para tales medidas.

Pero desde junio de 2014, el sector encargado de estos establecimientos advierte sobre la posible eliminación de este programa social. (LSN)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.