COMPARTE

Darío Sánchez García || dsanchez@el-carabobeno.com

Pese a que las lluvias han causado anegamiento en viviendas
del municipio, el Cuerpo de Bomberos de Diego Ibarra aún espera los fuertes
aguaceros característicos de este período del año.

Los registros del año pasado contabilizan lluvias que
alcanzaron los mil 200 y dos mil 400 milímetros cúbicos de precipitaciones,
pero hasta ahora los reconocimientos suman 300 y 600 milímetros cúbicos de
lluvia.

Esa es la lluvia que aún no cae en el municipio, informó el
teniente Ángel González, comandante del cuerpo de bomberos.

González tiene identificado a Los Chaguaramos, San Juan
Bautistas  y el Deleite Rural   como las zonas más críticas que son
monitoreadas constantemente.

El cajón que tienen estos sectores es insuficiente para la
cantidad de lluvias que baja por él, apuntó.

El comandante pidió a las comunidades no arrojar basura a
los caños, ni  echar a la orilla del
cerro los desperdicios quemados.

El fuego debilita a los árboles que caen al cauce del río.
En los períodos de lluvias la primera capa arrastra estos sedimentos que se
suman a los troncos que forman represas, principal causante de inundaciones,
explicó González.

El teniente subrayó que el cuerpo de bomberos está atento
para que el deslave de 2010 no vuelva a ocurrir.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.