AFP

La
comisión de impeachment del Senado brasileño recomendó este viernes por holgada
mayoría al plenario que someta a un juicio de destitución a la presidenta Dilma
Rousseff, decisión que la suspendería transitoriamente de su mandato.

El
pleno de 81 senadores deberá votar el próximo miércoles 11 de mayo si acepta o rechaza
ese parecer, que no es vinculante, pero marca el último paso formal antes de la
decisión de someter a Rousseff a un juicio político y apartarla del poder por
hasta 180 días, mientras se tramita el proceso y llega la sentencia definitiva.

“La
presidenta de la República será apartada de sus funciones temporalmente”,
anticipó el senador socialdemócrata Cassio Cunha Lima (PSDB), uno de los
impulsores del impeachment, luego de votar en la comisión.

Un total
de 15 senadores votaron a favor de aceptar la denuncia y 5 en contra.


“Golpe parlamentario”

“Vivimos un impeachment golpista. Está en juego una elección indirecta travestida de impeachment“, aseveró la mandataria brasileña, Dilma Rousseff y acusó al vicepresidente Michel Temer, quien asumiría la presidencia interina de darse el juicio en su contra, de ser cómplice de un proceso extremadamente grave.

Calificó como un golpe que busca enterrar las conquistas de los últimos 13 años, la acción política que el senado está llevando a cabo. “Soy la presidenta electa (…) Resistiré hasta el último día”.

La oposición acusa a la mandataria de haber cometido un crimen de responsabilidad al utilizar préstamos de bancos estatales para ocultar déficit presupuestarios en 2014 y 2015.

La Cámara de Diputados ya aprobó la continuidad del impeachment a mediados de abril por una aplastante mayoría, y desde entonces Rousseff pierde cada vez más margen para defender su mandato, previsto hasta fines de 2018.

Remolino de corrupción 

Mientras Rousseff lucha por su supervivencia política, tanto sus mayores aliados -incluido Lula- como sus más acérrimos enemigos son blanco de investigaciones y denuncias en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, que defraudó a Petrobras en más de 2 mil millones de dólares y engrosó bolsillos de políticos del gobernante PT y aliados, así como las arcas de sus partidos.

El impulsor del impeachment, el diputado Eduardo Cunha, fue suspendido el jueves por la Corte Suprema de su cargo como presidente de la Cámara baja por intentar obstruir investigaciones en su contra vinculadas al escándalo en Petrobras.

En otro giro inesperado, el jueves se supo que Temer puede ser impedido de presentarse a un cargo de elección durante ocho años porque fue declarado culpable de violar reglas del financiamiento de campañas. Esa prohibición no le impediría asumir la presidencia de manera interina.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.