COMPARTE

Dayrí Blanco

El secretario de economía productiva del gobierno regional,
Héctor Breña, resaltó que el sistema económico que opera en el país impone
limitantes para la toma de decisiones con relación a la crisis de las
ensambladoras de vehículos que están en riesgo de cierre.

El funcionario fue claro. “En un país donde la economía se
sustenta en las divisas petroleras, con la caída de los precios del barril el
Gobierno estableció que las prioridades son medicinas y alimentos. No
vehículos”. Pero aclaró que el Ejecutivo está consciente que cien mil empleos
están en riesgo de perderse y que se deben buscar alternativas para la generación
de dólares no petroleros.