COMPARTE

 Luisa Quintero || lquintero@el-carabobeno.com

Los problemas que tienen las casas médicas
de la región para conseguir algunos insumos escasos parecen no afectar a los
buhoneros a las afueras de la emergencia del Hospital Universitario Ángel
Larralde, donde se distribuyen productos y material médico a montos que se
ubican hasta tres veces por encima de su precio regulado.

Son contados los puestos que venden
productos regulados y médicos, lo que traduce la poca oferta en precios más
altos para el público. Ricardo Gutiérrez tuvo que cancelar 600 bolívares (el
valor de un plato principal en un restaurante) por un yelco que necesitaba un
familiar recluido en la emergencia.

Gasas, recolectores de orina y heces,
material desechable, inyectadoras o alcohol son otros de los productos que
ofrecen los buhoneros. Mientras una casa médica oferta una inyectadora a 80
bolívares, frente a la emergencia del Hospital Carabobo se consiguen a 150. Los
scalps, escasos desde hace varios meses en las distribuidoras, pueden costar
hasta Bs 200.

Los tarantines tampoco son un sitio seguro
para comprar. Un estudiante de medicina que prefirió no ser identificado
comentó que algunas veces en estos puestos no se consiguen los productos por lo
que los familiares deben recorrer otros lugares para obtener el material.

Cuando no hay material disponible en la
emergencia se procura intercambiar con otros servicios para ofrecer una
atención con pocas fallas al paciente, detalló el estudiante. Las fallas más
graves se presentan en materiales del área pediátrica, que presentan intermitencias
en su distribución desde hace varios meses.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.