COMPARTE


Desde siempre los buhoneros quieren ubicar sus puestos en el bulevar Constitución. (Foto El Carabobeño)

Beatriz Rojas || brojas@el-carabobeno.com

Además de cumplir con el decreto de días de parada para el comercio informal, las personas dedicadas a esta actividad no podrán instalar sus puestos en la cuadrícula cercana a la plaza Bolívar, y para ello firmaron un acuerdo con representantes de la alcaldía de Valencia.

Desde siempre los buhoneros quieren ubicar sus puestos en el bulevar Constitución y lo más cercano que puedan a la plaza, porque por allí es donde pasa el mayor número de potenciales clientes. Quienes a diario o con cierta regularidad visitan el casco central, pueden dar fe de que la gente se dispersa y camina por todos lados, lo que indica que los sitios que les aprobó la alcaldía, son buenos comercialmente.

Los comerciantes de mercancía seca, prendas de vestir, bisutería y accesorios en general, desde hace dos semanas aproximadamente están vendiendo en la avenida Díaz Moreno entre las calles Rondón y 24 de Junio. También les fue permisada la calle Independencia entre las avenidas Farriar y Montes de Oca, y la calle Girardot entre las avenidas Carabobo y Montes de Oca.

En la avenida Urdaneta también pueden estar los puestos, entre las calles Páez y 24 de Junio. Pueden estar en la parte baja del edificio Ariza, entre las calles Rondón e Independencia, según información suministrada por Romeo Hernández Gabache, representante de la alcaldía para asuntos de comercio informal.

Hernández Gabache precisó que en ningún lugar del bulevar Constitución se puede practicar el comercio informal, así como tampoco en las calles Colombia y Libertad, y la avenida Urdaneta, a excepción de la parte antes mencionada.

En cuanto a las ventas de comida, dijo que no se ha llegado a ningún acuerdo, pero la idea es controlarla para garantizar la salud de los ciudadanos.

Frente a la alcaldía permanece un grupo de vendedores de perros calientes esperando una respuesta a sus peticiones de instalarse en el centro. Primero comenzaron con una huelga de hambre, pero al parecer terminó porque se van turnando para acostarse en las colchonetas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.