COMPARTE

AFP

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) consideró este miércoles “moralmente inaceptable” desconocer el resultado de los comicios parlamentarios, aludiendo a la decisión del máximo tribunal de justicia de suspender la elección de tres diputados opositores y un oficialista.

“Es moralmente inaceptable y clama al cielo olvidar y dejar de lado la voluntad que el pueblo manifestó en las elecciones”, indicó la CEV en un documento expedido al término de su asamblea anual.

Los obispos cuestionaron la “confrontación entre el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea Nacional”, señalando que no es “el camino para superar los problemas de la gente”. 

En tal sentido, instaron a “respetar las competencias, asumir la diversidad de posturas como una riqueza que obliga a la concertación, y sobre todo, no desconocer lo que el pueblo, el soberano, decidió″.

Los prelados advirtieron además que en las elecciones del pasado 6 de diciembre “el pueblo expresó su voluntad de vivir en democracia y no en un sistema totalitario y excluyente”.

La amplia mayoría opositora en la Asamblea Nacional (AN) aceptó este miércoles el pedido de sus tres legisladores de ser desvinculados, después de que el TSJ declaró nulos los actos del parlamento mientras siguieran posesionados esos asambleístas.

A finales de diciembre, la corte suspendió provisionalmente la elección de los congresistas al admitir una impugnación del chavismo, que denuncia un fraude electoral en el estado Amazonas.

La CEV reiteró asimismo su apoyo a “la promulgación de una ley de amnistía”, que la oposición prepara para beneficiar a unos 76 detenidos y miles de “perseguidos” y exiliados por motivos políticos.

“No hay nada más difícil de justificar que tener a alguien injustamente preso, y más en las condiciones en que se encuentran los que están sometidos a juicios por discutibles razones políticas”, apunta el texto. 

Igualmente, la Iglesia alertó que la escasez de alimentos y medicinas “puede provocar una crisis humanitaria de amplias proporciones y gravísimas consecuencias”, y recordó que le “toca al Ejecutivo diseñar y proponer la pronta solución a los problemas económicos y sociales”.

El oficialismo y la jerarquía eclesiástica han mantenido una difícil relación, especialmente durante el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), quien la acusó de respaldar el golpe de Estado que lo sacó brevemente del poder en abril de 2002.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.