COMPARTE

EFE

La Conferencia Episcopal
Venezolana (CEV) reclamó a los actores políticos del país olvidar la
diatriba y pidió a los diputados electos en los pasados comicios cumplir con
las promesas
hechas durante la campaña electoral.

“No es tiempo para la diatriba política ni para apuradas aprobaciones de
leyes, es tiempo para que este niño que nacerá nos permita construir todos
juntos el futuro que a todos nos concierne
“, exhortó la Iglesia venezolana
a través de un comunicado a propósito de la época de Navidad.

En este sentido la CEV reclamó paz para el país, que según afirmaron, “quiere
respeto”
, por lo cual ningún grupo en medio de estas fiestas debe alimentar el miedo,
el odio y las peleas estériles.

Tras las elecciones legislativas que dieron la victoria a la oposición
venezolana con 112 de los 167 diputados del Parlamento. “Esperamos la
realización de tantas promesas hechas por cada uno de los diputados y diputadas
que han sido seleccionados por el pueblo soberano
“, señaló.

Asimismo pidió a los nuevos diputados, así como los parlamentarios reelegidos,
que cumplan la Constitución Nacional y las normas establecidas para su
desempeño como representantes de sus estados
y no solamente de sus partidos
políticos.

La CEV, que ha mostrado siempre una posición crítica hacia el Gobierno de Nicolás
Maduro, se suma con este mensaje al de algunos voceros menos radicales de la oposición
que han pedido diálogo
y acercamiento entre los líderes políticos para atender
la crisis económica que enfrenta el país petrolero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.