Por falta de materia prima se encuentra paralizada la producción de Café Madrid, según informó a Unión Radio el representante sindical de la empresa nacionalizada, Benito Molina.

Precisó que si antes tenían capacidad para generar 2 millones de kilos de café, en este momento no producen ni un kilo del rubro.

«Nosotros lo que le solicitamos al Estado es que revise los precios, es decir, que estén acordes con el productor, y eso satisfaga sus necesidades en este caso», declaró Molina a la emisora radial.

Alrededor de 1.400 trabajadores están en riesgo de cesar sus labores debido a esta paralización de operaciones.

Café Madrid y Café Fama de América, las dos principales empresas de café en Venezuela, fueron expropiadas en julio de 2009 por el gobierno del fallecido presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

Quien era para ese momento el titular de la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA), Carlos Osorio, señaló entonces que la nacionalización de ambas empresas buscaban romper el monopolio de producción, distribución y comercialización que café que Fama de América y café Madrid mantenían.

El  1 de febrero de 2010, el Gobierno Bolivariano y los antiguos accionistas de  Marcelo y Rivero  C.A. (torrefactora que, entre otras marcas, desarrolló y posicionó café Madrid desde 1958), acuerdan evaluar la creación de una empresa mixta. Desde ese momento, el Estado venezolano pasó a tener el control del 70 por ciento del mercado de café en Venezuela y el 30 por ciento restante quedó en manos de privados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.