COMPARTE

Dayrí Blanco

La época de autoabastecimiento nacional de hortalizas quedó
en el pasado. 2007 fue el último año en el que la producción local bastaba para
el consumo interno. Las expropiaciones hicieron lo suyo y aún se sienten con
fuerza sus consecuencias. Durante lo que va de 2015 ha caído en 50% la
producción de tomate, cebolla, zanahoria y pimentón, lo que ha incidido en el
incremento en el precio de estos rubros.

En los últimos seis meses la producción cayó en 150 mil
toneladas de tomate, 140 mil de cebolla, 120 mil de pimentón y de zanahoria se
han cosechado 100 mil toneladas menos. Todos esos datos son comparados con el
mismo periodo de 2014.

Enmanuel Escalona, director nacional de hortalizas de
Fedeagro, detalló que son variados los inconvenientes que deben sortear. En
principio, las semillas para la siembra de estos productos son importadas y el
Ejecutivo aún adeuda 20 millones de dólares con los proveedores internacionales.
Sin embargo las empresas privadas han hecho sus gestiones particulares para
realizar las importaciones, pero las trabas burocráticas en el puerto retrasan
su llegada.

Las estructuras de costos se han incrementado de forma
considerable por el precio de los fletes. Según la tabulación del ministerio,
un viaje de mercancía de Los Andes a Caracas está fijado en 30 mil bolívares,
pero no se paga menos de 120 mil. Pero el mayor peso lo representa la extorsión
permanente en todas las alcabalas. En cada uno se cobra entre mil y 10 mil
bolívares para evitar el decomiso de las hortalizas sin motivo alguno.

Escalona señaló que hay severos problemas con el suministro
de fertilizantes, fungicidas y demás agroquímicos de los que son dependientes
las cosechas de este tipo, y exhortó al Ejecutivo a dar las herramientas
necesarias para lograr a finales de 2015 el incremento e 40% de la producción.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.