COMPARTE

EFE

El escándalo que dejó la pelea entre los púgiles, el
estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el filipino Manny Pacquiao, que boxeó
lesionado y lo ocultó a las autoridades deportivas, volvió a ser actualidad
después que un juez dictaminó que las demandas contra los organizadores serán
vistas todas en un tribunal del estado de California.

Los demandantes que alegan que la pelea del 23 de mayo en
Las Vegas entre Mayweather Jr y Pacquiao fue un fraude y que merecen se les
devuelva el dinero que se gastaron para verla por la televisión de pago tendrá
que presentar sus argumentos ante un juez federal de California.

Se trata del juez R. Gary Klausner, el mismo que escuchó los
argumentos de los casos presentados en contra de los estudios de cine de Sony
relacionados con el ataque por “hackers” a las computadoras de esa
compañía el año pasado.

Klausner decidirá si se concede a los casos el estatus de
demanda colectiva antes de comenzar cualquier juicio.

Un panel de jueces que valora la opción legal si se deben
consolidar reclamaciones similares presentadas en distintas jurisdicciones en
un solo tribunal dictaminó que las demandas presentadas en varios estados se
escucharán en el Distrito Central de California, donde Pacquiao supuestamente,
mientras entrenaba, se lesionó el hombro derecho que le impidió desarrollar su
típico boxeo de ataque permanente.

El Panel Judicial estadounidense sobre Litigios
Multidistritales dijo en su decisión de que la determinación de la gravedad y
el momento de la lesión del manguito rotador del boxeador podría requerir
“de hechos significativos, y, posiblemente, de descubrimiento por
expertos”.

También entendió que las preguntas acerca de los hechos del
caso, incluyendo, por ejemplo, que sabía de la lesión, “son lo
suficientemente complejas” para justificar la consolidación de la gran
cantidad de casos relacionados con el mismo.

Al menos 32 demandas se habían presentado a mediados de mayo
en California, Nevada, Florida, Illinois, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York y
Texas.

Pero se cree que el número se ha incrementado de manera
importante desde entonces.

Pacquiao y su promotor de Top Rank, Bob Arum, están
nombrados en todos los pleitos, y la mayoría incluyen a Mayweather Jr., sus
promotores y las compañías de cable HBO y Showtime.

El equipo jurídico que representa a Pacquiao y Top Rank, se
negó a comentar. Lo mismo hicieron los representantes de HBO y Showtime,
mientras que nadie del campo de Mayweather Jr. se molestó en responder a las
solicitudes de los medios de comunicación locales para que diesen a conocer su
posición.

Las demandas argumentan que la lesión no fue revelada hasta
después de la pelea, demasiado tarde para 4,4 millones de espectadores que ya
habían pagado hasta 100 dólares cada uno para verlo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.