COMPARTE


El Gobierno argentino impuso su mayoría parlamentaria. (Foto EFE)

EFE

El cambio en la ley de pago de la deuda argentina, aprobada este jueves por el Congreso y promulgada por la presidenta, Cristina Fernández, compromete más la reputación del país suramericano en el mercado internacional, afirmó en Sao Paulo el ministro provincial de Córdoba Jorge Lawson.

“Los países deben ser serios, deben respetar las normas y las leyes propias y también las normas y las leyes internacionales. No pueden cambiar por si solos estas reglas”, señaló a Efe el ministro de Asuntos Estratégicos de la provincia argentina de Córdoba, después de participar de un seminario internacional en la capital paulista.

El Gobierno argentino impuso hoy su mayoría parlamentaria y sacó adelante una ley que permite el pago en Argentina de la deuda reestructurada, con lo que pretende esquivar las trabas impuestas al pago a los acreedores por un juez de Estados Unidos.

Tras una sesión maratoniana, que comenzó el miércoles y se prolongó durante más de 14 horas, el proyecto para cambiar la sede de pago de los títulos de deuda estatal quedó convertido en ley con 134 votos a favor, 99 en contra y 5 abstenciones en la Cámara de Diputados.

Horas después, la presidenta Fernández promulgó la ley y subrayó la voluntad de pagar a todos los acreedores, incluidos los que rechazaron reestructurar su deuda y litigaron en tribunales estadounidenses.

“Hay una falla jurídica que obliga a Argentina a pagar. No hay discusión y lo que se debe hacer es pagar”, apuntó Lawson, quien forma parte de la oposición a Fernández junto al gobernador de Córdoba y aspirante presidencial, José Manuel de la Sota.

La Ley de Pago Soberano contempla sustituir al Bank of New York- Mellon (BONY) por el estatal Banco Nación como agente fiduciario de pago, intermediario entre el Estado argentino y los bonistas.

A su vez, permite también que los acreedores nombren sus propios agentes de cobro para garantizar que les llegarán los fondos.

La iniciativa original proponía a los inversores cobrar en Argentina, pero, a propuesta de la oposición, se incluyó como opción que los acreedores puedan también cobrar en Francia a través de un canje de sus bonos bajo legislación estadounidense por otros bajo legislación francesa.

El país busca así garantizar que los acreedores reciban el pago por el próximo vencimiento de deuda, previsto para fines de septiembre, y evitar así un bloqueo similar al ocurrido en junio pasado, cuando Argentina ingresó al BONY los fondos, pero la entidad no los entregó por orden judicial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.