COMPARTE

dpa

La medalla de oro que consiguió en Pekín le duró poco tiempo
a Pawel Fajdek, el campeón mundial de lanzamiento de martillo. Tras defender
con éxito su título el domingo, el gigante polaco se emborrachó en un festejo y
amaneció sin su presea.

Según informan hoy medios chinos y polacos, el lanzador de
26 años concurrió en la noche del lunes a una fiesta organizada por el
patrocinador principal de la federación polaca para agasajarlo junto a sus
compatriotas Pawel Wojciechowski y Piotr Lisek, que lograron un bronce
compartido en el salto con pértiga.

Las distintas informaciones coinciden en que Fajdek regresó
ebrio en un taxi a su hotel en la capital china. Sin embargo, lo que pasó después
tiene diversas versiones.

Los medios polacos afirman que el lanzador simplemente se
olvidó su medalla en el taxi. Pero según el portal chino “Tencent”,
el atleta polaco de 26 años no tenía suficiente dinero consigo y decidió pagar
la cuenta con la medalla dorada.

Al día siguiente, al despertarse y ver que no tenía su
presea, Fajdek dio aviso a la policía, que encontró al taxista y le devolvió su
medalla.

Consultado hoy sobre el tema, Fajdek no quiso ratificar ni
desmentir las informaciones. Sin embargo, al doble campeón mundial le esperan
muchas más preguntas cuando regrese a casa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.