COMPARTE


Dr. Luke la forzó a drogarse antes de subir a un avión. (Foto Archivo)

AFP

La cantante estadounidense Kesha denunció este martes a su productor Dr. Luke por presuntos abusos sexuales, físicos y verbales, además de acoso y estrés emocional sufridos durante los últimos diez años.

La artista acusa a su productor, cuyo verdadero nombre es Lukasz Sebastián Gottwald, de “forzarla a tomar drogas y alcohol para aprovecharse de ella sexualmente mientras estaba drogada”, según la denuncia interpuesta en un tribunal de Los Ángeles, de la que la AFP obtuvo una copia.

Kesha, de 27 años, cita una ocasión en la que despertó “desnuda” en la cama de Dr. Luke, “sin capacidad para recordar cómo había llegado hasta allí”, después de que él la obligara a tomar unas pastillas.

En otra ocasión Dr. Luke la forzó a drogarse antes de subir a un avión.

La cantante, que se dio a conocer con el hit “Tik Tok”, aseguró que las agresiones a las que estaba sometida le provocaron bulimia nerviosa y que en enero de 2014 ingresó dos meses en un centro de rehabilitación después de que los médicos le dijeran que su vida “corría peligro”.

Por otro lado, la intérprete también afirmó que su productor la aisló de su familia y amigos cuando se trasladó a vivir a Los Ángeles y que la amenazó repetidamente con “destruir” su carrera si contaba “estos incidentes”.

“El objetivo de esta denuncia es que Kesha retome el control de su carrera musical y su libertad personal tras 10 años siendo víctima de abusos mentales, manipulación y abusos sexuales por parte de Dr. Luke”, afirmó en un comunicado el abogado de la cantante, Mark Geragos, que también defendió a Michael Jackson.

Kesha, cuyo verdadero nombre es Kesha Rose Sebert, reclama una indemnización económica a su productor por daños y el fin de cualquier vinculación laboral con él para poder firmar nuevos contratos con otros agentes y sellos discográficos.

Pero Dr. Luke, que también ha trabajado con Kate Perry, Rihanna y Shakira, denunció a su vez pocas horas después a Kesha por calumnias, afirmando que sus acusaciones son un montaje para romper su contrato.

“Kesha y su madre Pebe han usado estas difamaciones con el objetivo de exhortar a Gottwald para liberar a Kesha de su contrato exclusivo”, apunta la denuncia del productor obtenida por la AFP.

La denuncia señala que ambas han reconocido que estas acusaciones “son falsas”.

El productor reivindica que él fue el descubridor de la cantante y que ésta firmó en 2013 un acuerdo con la empresa de representación Vector, que la instó a incumplir su contrato.

El músico también pide de su lado una indemnización económica y el pago de las costas procesales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.